”banner_academia”

¿Skateboarding y Cuaresma? ¿Cómo se puede relacionar este deporte con la fe? El video que les traemos hoy es una publicidad de Vans, una marca de zapatillas que es también patrocinadora de deportistas. En este caso ¡de patinadoras de skateboard! El video nos brinda un acercamiento de varias líderes de este deporte alrededor del mundo que sobresalen por haber desarrollado cada una, un estilo único y personal.

Y aunque, a primera vista, la conexión entre este tipo de publicidad y nuestra fe no sea obvio, les compartimos a continuación algunas frases de estas chicas que son verdaderos elementos apostólicos. Especialmente para este tiempo de Cuaresma.

«El estilo importa: la forma en que lo haces es tan importante como lo que haces»

¡Qué cierta es esta frase! No solo para el skateboarding sino también para la vida. No importa el rubro en el que uno se desempeñe, es posible aportar ese toque especial que nos define. Aportar esa creatividad que nos hace distintos de los demás.


”banner_academia”

Si somos congruentes con nuestra fe, impregnaremos a cada una de las cosas que hacemos esa fragancia de Cristo que es tan necesaria en el mundo. ¿Y qué es esa fragancia? Pues es el amor con el que hacemos nuestros deberes. Al respecto, san Pablo dice:

«Si yo hablara lenguas humanas y angélicas, pero no tengo amor, he llegado a ser como metal que resuena o címbalo que retiñe. Y si tuviera el don de profecía, y entendiera todos los misterios y todo conocimiento, y si tuviera toda la fe como para trasladar montañas, pero no tengo amor, nada soy. Y si diera todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregara mi cuerpo para ser quemado, pero no tengo amor, de nada me aprovecha (1 Corintios 13:1-13)».

«Quiero tener un estilo distinto con el que la gente me identifique»

Esta frase está muy ligada a la anterior. Es inevitable no pensar en los santos, pues la mayoría de ellos no se distinguía por hacer grandes portentos (eso viene después). La verdadera santidad está en hacer cada cosa, por pequeña que sea, con amor y por ende, con calidad. Proponte a hacer todo de este modo en esta Cuaresma.

El estilo de los santos es realizar todos los quehaceres de cada día con alegría, paciencia, diligencia, honestidad y responsabilidad. Si así lo hacemos nosotros, nuestro trabajo va a llamar la atención. Afianzará nuestra imagen y nos hará confiables frente a los demás: nos da un estilo distinto, el estilo de los santos: el estilo Dios.

Por supuesto, para lograr esta alta calidad, se necesita —al igual que en el deporte— mucha disciplina y dedicación. Esto solo es posible cuando se ejercita la voluntad y se alimenta el espíritu. ¡Qué mejor momento para trabajar en esto que Cuaresma! ¿Qué mejor momento que hacerlo hoy?

«Cada uno tiene su propia forma de hacer skateboarding»

Tiene que ver dónde crecieron, las personas que las influenciaron. Todo eso afecta cómo lucen cuando están sobre el skateboard. Esta es una frase que sirve para el skateboarding, sirve para la vida diaria, y sirve para la fe.

Nuestras raíces y nuestro pasado, las personas con las que crecimos y con las que más pasamos tiempo influencian de sobre manera nuestra forma de pensar y actuar. Hace poco, resultados de estudios de interacción social indicaron que nuestra forma de vivir se ve afectada de manera significativa por las cinco personas con las que pasamos más tiempo.

Esta información puede ser extrapolada no solo a personas, sino también a cómo invertimos nuestro tiempo (videos, redes sociales, etc.) ¿Cómo estás aprovechando tu tiempo esta Cuaresma? Al pensar un poco más al respecto, llegó a mi mente algo que aprendí hace poco de santa Gertrudis, una santa que recién estoy descubriendo.

Resulta que durante sus primeros años de monja, ella diluía su tiempo en varios intereses, pero no tanto en las cosas espirituales. Según Aciprensa, así lo narra ella misma:

«Estaba yo en un rincón de la capilla donde acostumbraba hacer mis tibias oraciones, cuando se me apareció Nuestro Señor y me dijo: Hasta ahora te has dedicado a comer polvo como los que no tienen fe. De allí has tratado de extraer miel y solo has encontrado espinas. Desde ahora dedícate a meditar en mis mensajes y ahí sí encontrarás el verdadero maná que te alimentará y te dará la fortaleza y la paz».

Como siempre, las palabras de nuestro Señor dan para leerlas una y otra y otra vez. El mensaje es tan rico y profundo que nos interpela. Mientras las vamos meditando, podemos decir que para trabajar más en este «estilo Dios» con el que vale la pena impregnar el mundo, es necesario primero nutrirnos de Él.

Nutrirnos de contenido espiritual sólido y nutrirnos sacramentalmente (confesión, comunión y sobre todo, lucha diaria para mantener esa vida de gracia).

«Todos pueden estar haciendo las mismas cosas, pero cada uno lo está haciendo a su propia manera»

Como sabemos, estamos hechos a imagen y semejanza de Dios. Tenemos esa chispa divina que nos da el carácter de ser únicos. En el video, a pesar de que todas las chicas hacen skateboarding, cada una sobresale por su autenticidad y porque han desarrollado un estilo único.

Nuestra fe es grande por muchos motivos, pero uno de los que más me gusta es que no es una religión legalista en donde te dicen qué debes hacer y que no como una cosa rígida y parametrada. Nuestro Señor vino a decirnos que lo importante no es la letra sino el Espíritu de la ley, es decir, lo que hay detrás de ella, lo que la inspira.

San Agustín resume eso como: «Ama y haz lo que quieras». Nuestro Señor es un poco más explícito y nos lo dice así: «Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a Él, y haremos morada con Él» (Jn 14, 23).

Nuestro Señor no nos trata como robots donde todos debemos tomar las mismas decisiones y llevar la misma vida. Él quiere que cada uno use sus propios talentos, de forma que aunque hagamos cosas parecidas, cada uno las desarrolle de forma distinta. La única guía que no puede faltar es hacerlo por amor a Él y a los demás.

«Tienes que intentar, intentar e intentar y si no lo puedes lograr hoy, vuelves a intentar mañana»

La perseverancia es virtud de santos. Dicen por ahí, que «todos los santos tienen un pasado, pero todos los pecadores —por la conversión— tienen un futuro». Todos los santos, se han hecho santos no por llevar una vida de perfección sino porque nunca dejaron de intentarlo.

No se echaron al abandono, a la resignación ni a la flojera. Ejercitaron en ellos ese «estilo Dios» que les permitió decir como san Pablo: «He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe» (2 Tim 4, 7).

Así como estas chicas líderes del skateboarding, incorporemos a nuestro diario vivir algo de su visión de la vida y llevémoslo también a nuestra fe. No solo esta Cuaresma, sino siempre, hoy tenemos la oportunidad de impregnar la fragancia de Cristo y el «estilo Dios» a todo lo que hagamos.

Recordemos que esto será posible si va de la mano con nuestra propia autenticidad y creatividad, ese chispazo de divinidad que Dios nos ha dado y que nos hace únicos. ¡Qué esta Cuaresma la vivias con el corazón ardiendo al mejor estilo Dios!

Cuaresma, ¿Qué tiene que ver el skateboarding con mi manera de vivir la Cuaresma?