Dios en su bondad nos ha dado la vida esperando que cuando nos encontremos con Él decidamos abrazarlo y amarlo. Y aunque queramos negarlo, nos engañemos y lo ignoremos, todas las personas tenemos necesidad de Dios.

El video que les compartimos hoy es muy cortito y hasta desconcertante, pero con un profundo mensaje. Es hecho por la Campaña en contra de vivir miserablemente, CALM por sus siglas en inglés. Es una organización de caridad registrada en Inglaterra comprometida en ayudar a las personas que atraviesan por crisis de forma gratuita, anónima y confidencial.

El enemigo invisible

La huella del creador está en todo y de manera especial en nuestros corazones. Es importante recordar el llamado escatológico que el Padre nos hace para entrar a su reino, fuimos pensados para el infinito, aunque somos mortales. Algo así nos habla el evangelio según San Marcos 13, 24-32, que nos habla de estar atentos a lo que el futuro nos depara.

Un futuro que es promisorio, que tiene que ver con nuestro encuentro con el Padre y la vida eterna. Llegar a esa vida eterna es costoso, si bien gratuito al mismo tiempo.

Es gratuita porque Dios quiso salvarnos por amor y cuesta porque necesita una respuesta que implica una lucha personal, con un enemigo que muchas veces no vemos. Un enemigo que toma forma de tentación, de debilidades personales y de ataque personal y astuto del mal.

Con la guardia arriba, nunca solos

Estar atentos a los embates de este enemigo invisible es importante, pero más importante aún es saber que en esta lucha no estamos solos. 

Si bien los golpes muchas veces nos toman desprevenidos, cuando estamos de la mano de Dios, la respuesta y la capacidad de levantarse luego de la caída es distinto. La gracia de Dios es el mejor contra ataque contra aquellos o aquel enemigo invisible que súbitamente nos puede atacar.

Hay algo especial de este video y que no debe pasar desapercibido es la preparación que como «luchadores». A veces le metemos mucho en nuestra forma física, en nuestra salud, en nuestro bienestar en general y esto de ninguna manera esta mal, es bueno. Pero no podemos dejar de lado nuestro espíritu, nuestra relación con Dios es vital.

Recordemos a que estamos llamados

Recordar a qué estamos llamados es importantísimo porque antes de que la humanidad pecara estábamos en relación íntima con Dios, en paz con nuestro prójimo y con la creación entera. No había lucha alguna que llevar.

Atender el llamado de Dios es hermoso, pero es necesario responder con astucia sabiendo que en el mundo actual es difícil que mantener la gracia y necesitamos prepara nuestro espíritu constantemente, todos los días de nuestra vida.

«Jesús dice que la historia de los pueblos y de los individuos tiene una meta y una meta que debe alcanzarse: el encuentro definitivo con el Señor» (Papa Francisco)

Artículo escrito por Joel Calderón

enemigo invisible