La felicidad en el cielo debería contemplar que allí también estén nuestras mascotas. Ésta es una cuestión que despierta alguna sensibilidad en muchos de nosotros, pues quién no se ha encariñado o con un perro, gato, pájaro, hamster, pecesito, etc,. Hoy el Padre Seba nos da tres elementos para comprender lo que nos dice la Revelación sobre este tema. En ningún lado del depósito de la fe se nos manifiesta si los perros van al cielo explícitamente, pero el Padre nos explica cómo es que debemos entender este tema para confiar en la bondad y la providencia de Dios que quiere nuestra felicidad. Nada nos garantiza que en sus designios no estén contempladas nuestras mascotas 😉

En sus video blogs el Padre Seba responde todas las preguntas que le hacemos. La idea es esta: nosotros le mandaremos todas nuestras dudas (sobre cualquier tema de fe) a su cuenta de twitter @Padre_Seba o de Facebook, y él las responde con mucho gusto en sus vlogs semanales.


El artículo continua después de la publicidad:


Publicidad: