La canción que me gustaría compartir con ustedes es «Walking the Wire» de Imagine Dragons. Esta canción es parte de su nuevo CD Evolve que salió a mediados del 2017. Imagine Dragons son conocidos por su canción Demons, entre otras, y tienen la característica de escribir canciones con letras llenas de sentido, y ésta no es la excepción.

El término «Walking the Wire» o «Caminando sobre el cable» se refiere a la cuerda floja, que es un alambre que se estira fuertemente por encima del suelo en el que actúan los acróbatas. Caminar sobre el cable es peligroso, especialmente si no eres un acróbata experimentado, porque la caída puede matarte. “Voy a caminar sobre el cable” significa, voy a hacer cualquier cosa para demostrar mi devoción, mi amor por ti.


El artículo continua después de la publicidad:

En principio esta canción se la dedica el vocalista del grupo –autor de la canción–, a su esposa. Me pareció muy linda esta mirada tan realista sobre el matrimonio, sobre la familia. Que es algo por lo que se lucha de todos los días y que se construye de a dos. Pero escuchándola varias veces notaba que la letra podía ser dirigida a cualquier persona y que el que nos la dedica podría ser Jesús. Por las siguientes razones:

1. Jesús está totalmente enamorado de nosotros: al principio de la canción esta la pregunta “¿Conoces la línea que cruzaría por ti?” es decir, “¿Sabes que haría lo que fuera por ti?”. Jesús haría lo que fuera por nosotros. Él se entrego y murió en una cruz y resucitó al tercer día por cada uno de nosotros y se sigue entregando en el sacrificio de la misa todos los días.

2. Como Él nos ama, también nos hace libres: “¿Podríamos darnos la vuelta o darnos por vencidos?” Jesús no os obliga a nada. Él quiere que nos acerquemos libremente y que caminemos junto a Él en todas las situaciones de nuestra vida.

3. Jesús conoce perfectamente todas nuestras tormentas, no le somos indiferentes: a veces caemos en el error de pensar que las cosas feas que nos pasan en la vida ocurren porque Dios se olvidó de nosotros o porque nos quiere castigar. Dios no nos castiga, en los sufrimientos Él quiere estar a nuestro lado en cada instante. Pero para eso tenemos que dejar que nos acompañe.

4. Jesús nos promete que va a estar con nosotros hasta el fin de los tiempos: Él nos promete que luchará por nosotros, que está luchando ahora aunque no nos demos cuenta. Está de moda pensar que es mejor hacer todo solo, que el objetivo en la vida es ser totalmente independiente y no necesitar de nadie. Pero esto no es verdad y o vemos claramente cuando lo intentamos, especialmente  en temas de fe. Jesús quiere estar ahí con nosotros.

5. Podemos hacer hasta lo imposible con Jesús pero sin dejar de fijar la vista sobre Él: finalmente no podía dejar de acordarme del Evangelio de hace dos domingo en donde Jesús se les aparece a los discípulos caminando sobre las aguas y lo llama a Pedro a que camine con Él. Admiro la confianza de Pedro de dar el paso, dar el salto aunque todo lo de alrededor te diga que es imposible. Pero Pedro duda y se asusta cuando mira las aguas, la tempestad y saca la vista de Jesús. La clave está en poner toda nuestra confianza en El.

Espero que les sirva para reflexionar cada uno y en sus reuniones de grupo 🙂

Escrito por Gisella Corti.