Santiago es un grande, por algo el Señor lo llamó el hijo del trueno y por algo muchas ciudades llevan su nombre. Esta es una cosa que podemos pasar por alto, pero ¡imagínate cuál debió ser el impacto que el apóstol tuvo en la vida de tantas personas como para que nombren varias ciudades como él! Es como cuando una calle se llama como tu bisabuelo o algún familiar lejano… es un gran orgullo. Todo esto lo entiendes cuando visitas Santiago de Compostela, una pequeña y hermosa ciudad medieval que hace honor al patrono de España. Cuando la visitas entiendes quién fue y quién es Santiago y por qué es tan querido por tantos.

En Galicia existe una tradición que dice que el cuerpo del apóstol fue traído desde el Puerto de Jaffa, en Israel, en barco hasta el puerto de Iria Flavia (la antigua ciudad romana que se encontraba en el territorio de la actual Santiago de Compostela). Una vez llegada la comitiva cristiana la reina de Iria, Lupa, ordenó perseguirlos y mandó un contingente por ellos que, durante la persecución, se ahogó en las aguas del río Tambre. La reina Lupa, impresionada, se ofreció a ayudarles a encontrar un lugar para enterrar al apóstol, que fue transportado en un carro con bueyes. Según la leyenda los bueyes se detienen en un lugar llamado Libredón (de Liberum Donum), donde es enterrado, hasta que es descubierto en el año 813. Según una tradición medieval, el eremita Pelayo, alertado por luces nocturnas que se producían en el bosque de Libredón, avisó al obispo de Iria Flavia, Teodomiro, quien descubrió los restos de Santiago el Mayor y de dos de sus discípulos en el lugar en que posteriormente se levantaría Compostela, topónimo que podría venir de Campus Stellae (Campo de la Estrella).



El cuerpo de Santiago fue llevado a las costas de España porque en su afán de seguir al Señor, años atrás, él había llegado hasta el fin del mundo conocido en aquel entonces, lugar que se encontraba en las costas de Galicia. A su paso evangelizó muchos pueblos de España y hasta les dejó la bendición de la presencia de María, la madre y patrona de esas tierras, la Virgen del Pilar.

Para celebrar su día y difundir la historia de este gran apóstol y hermano de san Juan, les dejamos este lindo video. Esperamos que les guste y que les sea muy útil para su apostolado 🙂