¿A quién no le han roto alguna vez el corazón?, ¿quien no ha sufrido una ruptura dolorosa?, ¿quién no ha sufrido el dolor de un amor no correspondido, del rechazo o del abandono? Ciertamente es una situación dura, pero que con la ayuda de Dios y nuestra cooperación, ¡se puede superar!

El video «Follow Your Heart» creado por Gizmo, que te presento a continuación, muestra la historia de una chica (aplicable también para los hombres) que sufre un engaño, y tanto ella como su corazón (que en el video está representado por una «mascota») sufren las consecuencias de la ruptura.  Tras diversas situaciones se ve como ella enfrenta este mal momento y poco a poco va recuperándose, retomando la confianza para volver a amar.


El artículo continua después de la publicidad:

El video propone algunos símbolos que pueden ser muy interesantes y que nos llevan a pensar cómo afrontamos este tipo de situaciones:

Tener el corazón con «correa»: a veces, nuestras emociones pueden ser muy fuertes, y permitimos que dominen incluso nuestros pensamientos o nuestra forma de actuar. ¡Qué importante es tener el control! (como la «correa» que tienen las mascotas del video) para optar por las decisiones correctas.


El artículo continua después de la publicidad:

Dios, como la armonía correcta para nuestra vida: esa melodía mágica que acompaña la historia, que además pareciera ser la que mueve a las personas a volver a amar y que dispone las situaciones para volver a encontrar el amor, está presente también en nuestras vidas y es justamente Dios y su acción que interviene una y otra vez con mano amorosa en nuestras circunstancias y en su debido tiempo.

El corazón como mascota que se «expone»: el video plantea que los corazones son como mascotas y ello tiene una connotación interesante, que es la necesidad de tener el corazón expuesto, para poder amar. Debemos andar con el corazón en la mano, a pesar de los riesgos que ello pueda traer. Pero nunca podremos amar si no estamos dispuestos a arriesgar, a estar abiertos a los demás.

Pintar la pared para dejar atrás el pasado: en un momento del video, luego de la ruptura, y tras algún tiempo de tristeza, la protagonista comienza a retomar su vida y toma la decisión de pintar la pared de su casa, dejando atrás grandes recuerdos. Es importante no quedarse encerrado en la nostalgia y la tristeza, aprender a soltar y a dejar ir con amor.

El video ayuda a que entendamos algunos pasos que son recomendables si queremos superar cualquier ruptura, no necesariamente son uno detrás de otro, pero sí es importante tenerlos todos en cuenta. Entendamos además, que cada quien tiene sus propios tiempos y que siempre será recomendable la presencia de las amistades y la familia para sobrellevar esto, pero sobre todo contar con Dios, que nos ama incondicionalmente.

5 consejos para salir adelante tras una ruptura

Aceptar la tristeza y el dolor

La tristeza y el dolor inicial, son totalmente comprensibles. Los sentimientos de decepción, de soledad, de no tener las mismas ganas que antes, la incomprensión y el vacío, son cosas que van a aparecer, y no hay que negarlas sino más bien dejar que fluyan. Es importante que tengamos un tiempo de «luto», para afrontar en justa medida lo que viene. Ojo, es importante que esta etapa tampoco se extienda más de la cuenta, llorar lo que haya que llorar pero no quedarse nadando en un mar de lágrimas.

Dejar que el tiempo haga su trabajo

Es indispensable que te des tiempo para ti, y tiempo de calidad. Es necesario que te reencuentres contigo mismo. Debe ser una oportunidad para volver a lo que eres. Aprovechar el tiempo para ocuparse de otras cosas, distraerse sanamente, realizar nuevas actividades, pero sobre todo volver a lo esencial de ti mismo, y porque no, volver a Dios si es que nos hemos alejado. Todo ello con paciencia, sin apuros.

Alimenta tu corazón

En esa línea de darte tiempo para ti, debes tener presente que el corazón va sanando, pero para ello hay que aplicarle medicina, alimentarlo. Incluye en tu día a día momentos de oración, momentos para ti mismo, para conocerte, para entender por qué haces las cosas, conocer tus virtudes y defectos, dejando que Dios y el tiempo hagan su trabajo. El Papa Francisco en un mensaje de agosto del 2015, nos decía que solo Jesús nos ofrece «Un amor activo, real… un amor que sana, perdona, levanta», por eso hay que dejarlo trabajar.

Libera tu corazón para empezar de nuevo

No es sano obsesionarte con comenzar a buscar apresuradamente una pareja luego de la ruptura basándote en los recuerdos de tu relación anterior (tal como le pasa a la protagonista del video). Tampoco es sano cerrarse a nuevas relaciones. Es importante que puedas lograr un equilibrio entre el tiempo que necesitas para ti, para replantear las cosas y el comenzar a abrirte a nuevas personas. Pero para ello, tu corazón debe estar libre, volver a comenzar sin expectativas muy altas pero con mayor sabiduría y con los pies en la tierra. Cuando el corazón vuelve a ser libre, las cosas se van dando naturalmente.

Acepta el amor que los demás te brindan

El corazón libre y en proceso de sanación, nos impulsa a confiar en Dios, a acercarse a Él con más fuerza. Y es que volviendo la mirada a quien es el amor, nos volvemos a hacer permeables a esta experiencia nuevamente. Por ello, es necesario estar dispuestos a amar más y dejarse amar. Puede ser duro si las experiencias de ruptura han sido muy dolorosas, pero comenzar a confiar tu corazón a alguien nuevamente, te ayudará a vivir libre y estar abierto a amar de verdad. Ya lo decía Saint-Exupery en el Principito: «La manera de devolver tanto amor, es abrir el corazón y dejarse amar».

Espero que estas ideas puedan ayudarte si estás atravesando por una ruptura amorosa. Ten siempre presente que cualquier obstáculo te hará más fuerte, si lo afrontas de la forma correcta y de la mano de Dios. La conferencia online «El amor después del amor» puede interesarte.

Por último quiero agradecer especialmente a María Pía, alguien que quiero mucho y que me dio algunas ideas para este post.