Hace poco me topé con este video y debo aceptar que al principio me pareció de lo más romántico. Incluso me desconcertó un poco el título de la campaña que lo promueve: «Don’t Ever Leave Me» (Nunca me dejes). Pero cuando lo terminé de ver, lo entendí todo.

El shortfilm empieza como una bella historia de amor de una linda pareja, acompañando las escenas con frases cliché como: «nadie te amará como yo» o «quiero que seas mía, sólo mía». Y, bueno, todo parece un tanto soñado hasta que dichas frases empiezan a tomar un tono cada vez más intenso, pasando del «nunca me dejes» al «¿a dónde crees que vas?».

Y luego aparecen las agresiones. En cuestión de nada, las palabras fuertes se convierten en actos violentos, primero hacia cosas, luego hacia la pareja; y, el supuesto amor parece que se transformara en una relación de temor.

Que gran impresión me dejó este video, pero más conmoción me provoca pensar que ésta es la historia de muchos chicos y chicas en el mundo, que pensando en que es «amor» dejan pasar un sinfín de señales de alerta.

Por ello, si te encuentras en una relación o estás considerando empezarla (independientemente de que pudiera ser tóxica o no) hoy quiero recordarte dos cosas:

Eres un digno hijo de Dios

Esto es fundamental y, de corazón, te pido que jamás lo olvides.

Como hijo de Dios, digno de Su Amor y Su Gracia, mereces encontrar afecto en una persona que te respete, que te valore y que construya contigo su camino hacia la santidad. Si no es así, te aconsejo revalorar tu posición.

Hay señales de alerta que necesitas reconocer

Las «Red Flags» 🚩(señales de alerta) suelen ir de lo mínimo a lo insoportable. Y en este punto quisiera extenderme un poco más. Siendo hijos de Dios, inspirados por el Espíritu Santo, muchas veces nosotros mismos podemos llegar a identificar, en nuestro interior, cuando algo no va bien.

Me refiero a esa sensación, a veces mínima, que nos hace pensar «quizá esto no debió haber pasado así» o «tal cosa no me gustó». Ahora, cuando estamos enamorados, solemos omitir estas situaciones y silenciamos la vocecita para intentar no abrir los ojos.

Primer Red Flag 🚩: percibir que algo en la relación no es correcto 

Pero no saber cómo manejarlo. Una relación tóxica, te quita todos tus valores y a cambio te da vicios, haciéndote pensar que la misma relación es el camino y fruto de tu alegría, de tus logros y de tus éxitos. Y, sí sales de ahí, todo lo lindo de tu vida se verá truncado. En estas relaciones, la realidad es que la pareja no quiere que seas mejor, por el contrario, pareciera que te tomara hacia un precipicio en el que cada vez será más difícil salir.

Segundo Red Flag 🚩 ¿buscas siempre la aprobación de la persona?

Personalmente considero es más sencillo de identificar. Date un tiempo y evalúa el motivo de tus actos. ¿Todo lo haces buscando la aprobación del otro? Si es así, todos tus actos se vuelven inseguros al pensar que no serán del agrado de tu pareja y tu independencia penderá de un hilo. Definitivamente, una relación así, nunca te dará paz.

Tercer Red Flag 🚩 El maltrato

Al que te propongo prestar especial atención, en cualquiera de sus versiones. ¿Te fijas cómo empezamos de menos a más? Primero una vocesita en tu interior, luego la dependencia y por ultimo el daño.

Y, lo peor es que, después lastimarte, tu pareja te hace sentir que lo mereces. Si te ha pasado, por favor, sal de ahí.

Lo más importante es que sepas que Dios está a tu lado y que Él cuidará de ti en todo momento. A veces solo hace falta un poco de confianza en Él para dar el salto en la Fe y terminar una relación que pensamos que sería «la de nuestros sueños». Ten por seguro que Dios jamás querrá para ti a una persona que te lastime o te aleje de Él. Por ello, si identificas alguna de estas señales, reconsidera tu situación, platica con personas de confianza, ora y toma una decisión que vele por ti y tu bienestar.

Si no te puedes dar cuenta, espero este post te ayude y sepas que muchos rezamos por ti, aún sin conocerte.

No estás sola/o.