Según estudios en el mundo se realizan 3 billones de búsquedas en Google por día. Se calcula que en la actualidad el buscador cuenta con una base de usuarios de entre mil y mil quinientos millones. ¿Qué sucedería si esos mil millones de personas hicieran lo que hacen los jóvenes de este video?

Este comercial de Gillete nos trae una interesante reflexión, no sobre el uso del Internet, que como ya sabemos es un gran aporte para nuestra vida,  sino sobre la riqueza invaluable que posee el encuentro con los demás y que nunca será reemplazada por la tecnología.


El artículo continua después de la publicidad:



Buscadores como Google nos facilitan mucho la vida, podríamos decir que no hay casi nada que no podamos encontrar allí. Pero, por más que este buscador pueda ser muy eficaz, hay algo que nunca podrá entregarnos: el tesoro del tiempo compartido y aprendido desde la experiencia de nuestros padres, hermanos o amigos. Cuántas veces una simple pregunta puede abrirnos a una intensa experiencia de compartir profundo con alguien a quien queremos, o puede ayudarnos a conocer aspectos de su personalidad o de su historia que nunca antes habíamos imaginado.



El artículo continua después de la publicidad:


Cada una de las personas que nos rodea es una basta base de datos interesantísimos, de historias, de vivencias, de sueños y esperanzas que se enriquecen y se cargan de sentido al compartirlas con otros. Esa es la razón por la cual por mucho que busques en Internet nunca podrás encontrar la receta del huevo como te lo cocina tu mamá, el sabio consejo que tu padre puede darte, las instrucciones que usó tu hermana para darte un regalo que te llegó al alma o la fórmula que utilizó ese amigo para meterse en tu vida y en tu corazón. Todas estas cosas se aprenden de la experiencia compartida, que te toma más tiempo que dar un click en Google, pero lo que encontrarás será aún más valioso, porque será un momento inolvidable y un lazo que te una más a los que amas, descubriendo con gratitud el enorme tesoro que te ha regalado Dios en cada una de las personas que ha puesto a tu lado.


Publicidad: