Para este mes la intención del Papa no podía ser más apropiada; me refiero a que justo en el mes de mayo, mes de María, las mujeres estamos presentes en la mente y en el corazón del Santo Padre, para que, a ejemplo de nuestra Madre, seamos conscientes de que la Iglesia valora el inmenso papel que tenemos en la familia y en la sociedad.

«El genio femenino es necesario en todas las expresiones de la vida social; por ello, se ha de garantizar la presencia de las mujeres también en el ámbito laboral y en los diversos lugares donde se toman las decisiones importantes, tanto en la Iglesia como en las estructuras sociales» (Evangelii Gaudium, n.103).


El artículo continua después de la publicidad:

Recemos junto al Papa Fransisco para que en todos los países del mundo las mujeres sean honradas y respetadas y sea valorizado su imprescindible aporte social 🙂