”banner_academia”

¿Cómo es tu relación con el dinero? Sabemos que el dinero es importante para vivir, pero no es lo más importante en la vida ¡Qué difícil es mantener ese equilibrio! 

En este artículo vamos a profundizar sobre la relación sana con el dinero y cómo conseguirla. Y antes de comenzar, vale la pena que respondas a la pregunta del inicio: ¿cómo es tú relación con el dinero?, ¿sana o tóxica?

Aquí te dejamos un video súper divertido de «Casi Creativo» que te puede ayudar a reflexionar en torno a este tema:


”banner_academia”

El dinero es un recurso vital para la vida del hombre. Por medio del dinero adquirimos los bienes necesarios para nuestra vida, como pueden ser los alimentos, una casa, el agua o la educación.

También, es por medio del dinero que adquirimos los bienes no tan necesarios para la vida, como unas lindas vacaciones en familia, los regalos para nuestros seres queridos, nuestros caprichos, etc.

Los bienes son buenos

El dinero es un medio para adquirir bienes, y como bien dice la palabra (valga la redundancia) los bienes son buenos. En el Génesis se nos enseña que el hombre deberá trabajar mientras viva en esta tierra, y esto es así porque el trabajo es dignificante.

Laborar contribuye al desarrollo de uno mismo y al de la sociedad. Quien no puede trabajar, depende de aquellos que sí pueden. El trabajo nos pone en marcha para desplegar nuestras capacidades y para contribuir con la construcción de este mundo.

Y todo trabajo merece su recompensa. El dinero suele ser el fruto del trabajo, y el trabajo, además de poder disfrutarse y convertirse en un medio de plenificación, también tiene como fin obtener el dinero que se requiere para vivir.

Por estos motivos, en definitiva, debemos esforzarnos por adquirir las cosas que consideramos necesarias y útiles para nuestra vida en la tierra.

Los bienes más importantes son los del cielo

En todo caso, hay un tema que siempre debemos recordar, y es que los bienes más importantes son los del cielo. Por más buenos que sean los bienes en este mundo el corazón del hombre está hecho para algo más grande (o mejor dicho, Alguien).

El corazón del hombre fue hecho para Jesús y su inabarcable amor de Dios, y esta es la meta a la que debemos dedicar todos nuestros esfuerzos.

Con lo cual, sí, el dinero es importante y hay que esmerarse por obtenerlo, pero no se nos debería ir la vida en eso, ya que la vida se nos ha dado para amar.

Y ¿cómo es el amor en lo que se refiere al dinero? El amor es agradecido con el dinero recibido, es responsable con el dinero generado, y generoso con el dinero obtenido.

Toda rodilla se dobla ante Don dinero

Trabajar es bueno, hacer dinero es bueno, tener bienes es bueno, entonces, ¿cuál es el peligro de querer hacer mucho dinero?

El peligro aparece cuando le damos mayor importancia al dinero. Cuando esto ocurre, podemos caer en la tentación de ser esclavos del dinero, o de tratar a las personas según cuánto dinero tienen.

Como vemos en el video, una de las relaciones que muchas personas tienen con el dinero es la de la esclavitud.

Para muchas personas, el dinero es el único criterio a la hora de tomar de decisiones, y, aunque muchas veces es importante tomarlo en consideración, este no puede ser el único criterio.

Cuando hablemos de dinero, hablemos también de discernimiento

Al momento de tomar decisiones siempre es bueno discernir a qué se nos está llamando en ese momento concreto y recordar nuestro llamado general al amor y a la felicidad en esta vida.

La libertad en el uso y la generación del dinero nace de interiorizar que el dinero es un medio para tu vida cotidiana, pero que no condiciona tu felicidad en ningún sentido.

Otro de los peligros que puede surgir a partir de querer hacer mucho dinero es tratar a las personas de acuerdo con cuánto dinero tienen ¡qué pena cuando esto pasa!

Cada persona es extremadamente querida por Dios y estás llamado a descubrir lo valiosos que son cada uno de tus hermanos.

Cuando el «cuánto tiene» se convierte en el criterio para conocer a alguien, te dejas a la mentira de creer que las personas valen por sus condiciones externas, y no por quienes son.

¿Cómo evitar caer ante estas tentaciones?

Tener siempre presente a los más necesitados. Saber desprenderse generosamente del dinero, para un propósito que no repercuta en ti, ayuda a dar al dinero su lugar.

Para evitar que el dinero sea el máximo valor en tu vida, debes poder ser capaz de donarlo con alegría.

Además, dedicar parte del dinero que has podido generar en favor de quienes, por varios motivos, no pueden procurárselo ellos mismos, es reconocer la dignidad de tus hermanos más necesitados.

De esta manera, evitas caer en la mentira que a veces se nos quiere vender, que las personas valen por lo que tienen.

En conclusión, querer generar dinero para tener una vida digna es algo bueno, solo que tenemos que estar atentos de evitar caer en las tentaciones que el mal muy sutilmente quiere introducir el nuestro corazón.

Nuestro Padre del cielo nos llama a trabajar y cocrear el mundo con Él, aceptemos con alegría esta hermosa invitación y disfrutemos con libertad de los frutos de nuestro trabajo.

Ahora que vimos el video y reflexionamos, ¿cómo está tu relación con el dinero?, ¿será momento de hacer un alto en el camino?, ¿vives solo para el dinero?, ¿compartes lo que tienes con otros?

¿Cómo es tu relación con el dinero? ¡Un video genial!