”banner_academia”

Este es un video con el que seguramente muchos se sentirán identificados, me incluyo en la lista. «Casi Creativo» nos trae esta animación titulada «Así pierdes el tiempo» y no puede haber más verdad en una frase. El tiempo que perdemos pegados al celular es absurdo. Lo peor de todo es que somos totalmente conscientes de ello, sabemos que perdemos demasiado tiempo pero parece que nos hemos acostumbrado y lo aceptamos con un poco de resignación.

El valor del tiempo

¿En qué lo invierto? Este interrogante me hace pensar en todas las mamás o abuelitas que dicen constantemente que ya no hacemos nada más que ver el celular, y es cierto. No solo nos distraemos con facilidad en la oficina o en clase, sino en las reuniones familiares, en un almuerzo, mientras caminamos o esperamos en la fila. Clavamos los ojos en la pantalla y cuando nos damos cuenta ya hemos pasado horas inmersos en otros temas.

Saltar de un lugar a otro en Internet, es algo que hacemos con frecuencia. Si Pepito nos habla de un buen restaurante vamos a Instagram y lo buscamos, le damos seguir y tal vez vemos algunas fotos. Luego le comentamos a Pepita que sería buena idea ir a visitarlo, pero en el camino nos acordamos que le debemos una cena a Josefita entonces le escribimos un mensaje y así nos podemos pasar todo el día. Saltando de un lado a otro, dejando mil ventanas abiertas, una lista de chats sin responder y otros pendientes sin resolver.


”banner_academia”

¿Me arrepentiré del tiempo perdido?

Seguramente si. Podemos pensar, tal vez si no me hubiera puesto a ver tal video, habría alcanzado a terminar el informe. Si no me hubiera distraído con el tutorial de 10 minutos no se me habría quemado lo que tenía en la cocina. Si no hubiera tenido esa charla extendida con mi amiga sobre el fin de semana, habría alcanzado a ir a visitar a mis padres. Pongámonos límites a nosotros mismos y si sabemos que el celular es nuestro peor distractor, empecemos a usarlo menos.

Hay un ejercicio muy bueno que puede ayudarte a ser un poco más consciente de tu dependencia. Si de verdad puedes estar sin tu celular durante varias horas, guárdalo en un lugar lejano y cuenta el número de veces que involuntariamente tratas de acudir a él. También es excelente idea desconectarnos por un día completo, asegúrate de hacerlo advirtiéndole a tu madre, tu pareja tus amigos o quien pueda preocuparse, para que no sufran un paro cardíaco si no respondes Whatsapp o no atiendes sus llamadas.

Tiempo, Hablemos de cuánto tiempo perdemos a diario en el celular