«The Mystery Man» es el resultado del estudio de la Sábana Santa. Un trabajo de más de 15 años realizado por artistas españoles para representar la imagen hiperrealista del cuerpo de Jesús.

Sobre «The Mystery Man»

«The Mystery Man» ha sido creada con base en estudios 3D, introduciendo minuciosamente en ella, los distintos estudios publicados sobre el Sudario de Turín a lo largo de su historia. Sangre, heridas, medidas y posición del cuerpo.

«The Mystery Man»

El nombre de este proyecto me parece acertado. Dios hecho Hombre es un misterio. Que se haya dejado transformar en una especie de desecho humano – siendo la divinidad- es un misterio.
Por eso nos cuesta imaginarlo de una manera que no sea un poco pudorosa y – hasta diría – azucarada cuando lo elevamos en la cruz en nuestros templos.
Pero vamos un poco más allá: en general nos cuesta entender la humanidad de Cristo lacerada y entregada.

Un Dios hecho Hombre, verdadero

Hoy sabemos – luego de mucha polémica en siglos pasados a que Jesucristo es verdadero Dios y verdadero hombre. Un hombre que lloró, que río, que hizo chistes, quizás el que, «tentón» puso el apodo a «los hijos del trueno». Un hombre que sangró.
Es impresionante ver en este proyecto cada una de las mordidas de los latigazos y pensar «un hombre soportó esto». Sí, un hombre que era Dios… pero no desmeritemos su humanidad y lo mucho que sufrió.

¿Qué aprendemos?

A lo que voy con todo esto es… recemos más. Conozcámosle más. Aunque «The Mystery Man» no pasa de ser una representación y no el cuerpo de Cristo, reconozcamos en nuestra oración al que se acerca a nosotros con corazón de Hombre y con amor de Dios. Quien nos busca, con sed, con el cariño suave y delicado con quien nadie puede ofrecernos.
Recordemos que ese cuerpo se hace presente, aunque de manera incruenta en cada Eucaristía. Y si sus amigos le dejaron solo en la Cruz, no podemos dejarlo solo en el Sagrario