Nos pasa a todos que cuando leemos las Sagradas Escrituras no podemos evitar identificarnos con alguno de los personajes de los que nos hablan en ellas.  Sea de las personas que acompañaron más de cerca al Señor, los apóstoles y discípulos; como de los personajes del Antiguo Testamento que tuvieron que pasar tanto para fortalecer su fe y esperar en las promesas del Señor.

Particularmente a mí me ayuda mucho meditar en sus vidas y sacar similitudes y enseñanzas, pues creo que para eso nos cuenta Dios, a través de su palabra, todas estas historias y testimonios, para que, identificándonos los imitemos y podamos fortalecernos en nuestro camino hacia la santidad. Su ejemplo nos alienta y nos habla de que ésta es posible en las circunstancias concretas de nuestra vida.


El artículo continua después de la publicidad:

Esperamos que este pequeño test les sirva en su lucha diaria por asemejarse al Señor, en especial en este tiempo de Cuaresma. Para ver a cuál personaje te pareces más haz click en jugar.

 


Publicidad: