san andrés apóstol

Imagina que estás sentado en tu cubículo, escuchando que hay gente a la que están despidiendo. Llegaste a tu oficina con un nudo en la boca del estómago después de escuchar lo que está pasando en la política de tu país. De hecho, están cercanas las elecciones…

En casa tienes otros temas en qué pensar, como la salud de tus padres, pero tienes que olvidarte de todo, pues te toca analizar un libro de Excel. Pero, de pronto escuchas una voz que te sacude y te dice «Ven». Junto con lo que oyes viene también la sensación de una sed saciada.

Algo así le pasó a Andrés.

¿Quién fue san Andrés, el apóstol?

san andrés apóstol

Andrés era pescador en el lago de Genesaret a la orilla de Galilea. Fue discípulo de Juan el Bautista y al escuchar decir a Juan que quien se acercaba era el «Cordero de Dios», sintió una inmensa curiosidad.

Un día, ya cercano el final de su faena se encuentra con Jésus, quien regresaba del ayuno y tentaciones en el desierto. Jesús le dijo «Ven y verás (Protocletos – Primer llamado), ese llamado cambió su vida para siempre.

8 datos sobre la vida de san Andrés apóstol, para conocerle mejor y quererle más

  • Andrés fue el primer discípulo de Jesús, al principio solo acudía a sus sermones cuando Jesús estaba en Galilea. 
  • Andrés comparte el llamado con su hermano Pedro; algunos dicen que es así como presenta a dos grandes amigos, cuando lleva a Pedro con Jesús. 
  • Andrés y Pedro dejan a sus familias y negocios al mismo tiempo, cuando Jesús los invita a ser ahora «pescadores de almas».
  • Cuando el milagro de la multiplicación de los panes, fue Andrés el que llevó ante Jesús al joven que tenía los cinco panes. 
  • Andrés presenció la mayoría de los milagros que hizo Jesús y escuchó todos los sermones. Vivió junto a Él por tres años.
  • Andrés recibió, junto con la Virgen María y los demás Apóstoles, al Espíritu Santo en forma de lenguas de fuego, en Pentecostés. 
  • Andrés animó al apóstol San Juan a que escribiera el Cuarto Evangelio. 
  • Fue el primer obispo de Bizancio, un cargo que finalmente se convertiría en el Patriarcado de Constantinopla. Por ello, es considerado cabeza de la Iglesia Ortodoxa Griega.

¿Qué más nos dice la tradición?

La tradición nos dice que San Andrés apóstol fue crucificado en Grecia, lo amarraron a una cruz en forma de X y desde ese martirio continuó predicando a todos los que se le acercaban. Dicen que cuando vio que le llevaban la cruz para martirizarlo, exclamó:

«Yo te venero, oh cruz santa, que me recuerdas la cruz donde murió mi Divino Maestro. Mucho había deseado imitarlo a Él en este martirio. Dichosa hora en que tú, al recibirme en tus brazos, me llevarán junto a mi Maestro en el cielo».

La tradición data su martirio en el 30 de noviembre del año 63.

Del Martirio de San Andrés surge la llamada «cruz aspada», este símbolo aún está vigente en estandartes y banderas nacionales, siendo la bandera de Escocia uno de los casos más emblemáticos, mostrando la unidad de los que creen en Cristo

Sin duda cuando Jesús nos llama nuestra vida ya no vuelve a ser la misma, pues el sentido se vuelve más claro. 

¿Has escuchado el llamado de Jesús en tu vida? ¿Cómo le has respondido? ¿A través de quién te llamó?

¡Cuéntanos en los comentarios!