”banner_academia”

Navidad es una época para estar en familia y para compartir con los que más queremos (eso es lo que siempre escuchamos). Nadie debería sentirse solo en este mes ¿o sí? El video que te comparto hoy nos habla de alguien, o más bien «algo», que sí debería irse a estar solito un buen rato.

«¿Nory pero qué estás diciendo, acaso eres el Grinch?». No lo soy (aunque me encanta la película), pero seguro todos podemos dejar de lado nuestro bendito y adorado celular. De esto se trata el reto, no se valen malas caras ni ojos entornados.

Este aparato que se ha convertido en una extremidad más de nuestro cuerpo, que no abandonamos ni para ir al baño y que parece ser uno de nuestros objetos más preciados es también autor de infartos cardíacos y respiratorios cuando lo perdemos de vista. ¿Valdrá la pena superar esta adicción en época de Navidad?


”banner_academia”

Navidad y nuestro apego al celular

Yo también vivo pegada al celular, no crean que ando aquí dándomelas de muy santa. Pero he podido experimentar el tiempo sin él. Qué bien se siente no tener que ver la pantalla cada minuto, no sentir angustia por la respuesta de alguien o por un pedido molesto del trabajo.

Esta Navidad esfuérzate por alejarte del tuyo. Enfócate en no solo compartir tiempo con tu familia o amigos pensando cuando volverás a tener tu celular, sino en disfrutar y encontrar gozo con aquellos que tienes en frente.

Olvidamos que hay más dicha en un abrazo o un beso sin interrupciones. En jugar con nuestros hijos sin tener que pedir pausas o en compartir cenas o cafés con amigos sin tener que disculparnos para atender el teléfono.

Reto navideño

Cuando de verdad apreciamos la presencia de alguien es muy fácil dejar de lado el celular. Al principio puede costar un poco y seguramente la costumbre y tentación de buscarlo entre los bolsillos de nuestros pantalones aparecerá cada cinco minutos, pero se puede.

El reto que más bien debería convertirse en una rutina diaria consiste en desconectarte por completo de tu celular por lo menos dos horas diarias. Guárdalo en algún lugar y apágalo si puedes darte este lujo (no se vale irte a tomar la siesta en este tiempo).

La idea es que lo hagas cuando estés reunido con otras personas. Este mes está lleno de compromisos e invitaciones, así que aprovecha la oportunidad para desconectarte por completo si estás en alguno. No lo saques ni para mirar la hora, pregúntasela al que tienes al lado. Que tu Navidad esté llena de recuerdos vivos y no de experiencias ajenas vistas desde tu celular 😌.

celular, Este es el reto navideño que muchos han rechazado. ¿Te animas a hacerlo?