¿Qué regalar para Navidad? Pueden estarse preguntando muchos por estos días. Coca-Cola nos trae un comercial que más allá de un mensaje publicitario se convierte en una invitación de fraternidad. 

Vemos en el video, a una niña que envía con su papá una carta para Santa Claus, tarea que el padre se propone cumplir contra viento y marea. Pasa por el mar, por la nieve, por la lluvia… todo con el firme propósito de entregar la inocente carta de su hija. 

Cuando llega a casa de nuevo, descubre algo sorprendente. El regalo que su hija había pedido era algo que él jamás hubiera podido imaginar. ¡Tienes que ver el video completo!

Mi mayor regalo es tu presencia

«No hay silencio comparable al de la ausencia del otro» (Sascha Arango). Creería que este año nos ha permitido sentir más de cerca este tema, la cuarentena, el aislamiento… todo esto ha acrecentado a nivel mundial la sensación de soledad.

Y no de cualquier tipo de soledad, sino de una que se pudo sentir en cada rincón del planeta. A tal punto que algunas diócesis europeas han emprendido campañas de «pastoral de la soledad», como medios para tratar de sanar esta situación. 

Esto nos ha hecho recordar que la presencia de los que más queremos, es fundamental en la vida de cada uno. Somos seres sociales y comunitarios que solo al vivir de la mano de otros, logramos avanzar hacia la felicidad.

Miles de veces, nos preocupamos de sobremanera por encontrar el regalo especial para esa persona que tanto queremos o por encontrar algo que le haga sonreír… cuando en realidad, lo esencial es estar allí. 

Hemos escuchado aquel refrán que dice: «lo que cuenta es la intención», y más que referirse al deseo de hacer esto o aquello, se refiere a la voluntad de estar presente para esa persona especial, el estar allí.

En algunos momentos ese «estar» se traslada a una carta, una llamada o videollamada, y si eso es todo lo que podemos dar por este momento a causa de la distancia ¡hagámoslo con el mejor de los agrados y con todo el amor!

Hagámosle sentir al otro que la presencia del amor verdadero sabe superar cualquier obstáculo. 

El amor que se hace palpable

Cuando una persona que es especial para nosotros celebra su cumpleaños, festeja un triunfo o supera una enfermedad, siempre queremos hacer algo. Ayudar de alguna manera, darle algo, demostrarle nuestro cariño y amor sincero. 

Para nadie es mentira que ese amor, no tiene mejor manera de expresarse que con la presencia, que como decía antes puede manifestarse de muchas maneras. Per lo que quiero que entendamos es que la presencia no es solamente «estar por estar», sino estar dispuesto a «ir con», acompañar, caminar juntos.

Que el propósito de esta Navidad, sea el de regalar amor, el de entregarnos sin distracciones a los demás. Más que dar cosas, regalitos, detalles, demos amor, donemos el corazón a los hermanos que tanto necesitan de ese «tú» que llena el «yo».

Que la celebración más especial sea la de abrir el corazón a otros y así acoger a Jesús. Quedemonos con la frase del final del video: «Esta Navidad da algo que solo tú puedas dar». ¿Ya pensaste qué podría ser?

Cuéntanos en los comentarios cuál ese ese deseo que quisieras cumplir para esta época del año. ¿Qué es lo que más quieres?, ¿los regalos que esperas esta Navidad se parecen a los de años anteriores?, ¿son más regalos espirituales que materiales?