”biblia_cuadrado273”

Cada 14 de septiembre celebramos como Iglesia la Exaltación de la Santa Cruz. Conmemorando la celebración realizada en Jerusalén cuando el emperador Heráclito recuperó las reliquias de la Santa Cruz de manos de los Persas. Esto a manera de recurso histórico, más hoy quisiera que reflexionaramos acerca de esta fiesta en nuestra fe cristiana con estos tres puntos.

”biblia_cuadrado273”

1. «La Cruz es la respuesta de Dios al mal» — Papa Francisco

La cruz era utilizada como signo de humillación para los peores criminales. Cristo al ser crucificado da una fuerte respuesta al mal de la humanidad… ya la Cruz se convierte en signo de salvación, así la derrota se convierte en victoria.

2. La Cruz en la vida del hombre de fe

Todos podemos decir que hemos vivido o pasado por muchos momentos de cruz, en los que el dolor, sufrimiento o demás nos han marcado de un manera fuerte.

La fe nos enseña que estas situaciones en unión a la cruz de Cristo, sirven como medios de crecimiento espiritual en el amor a Dios y a los hermanos, como camino de santidad. Por esta razón, la cruz no es signo de tristeza o abatimiento, sino de alegría y dignidad cristiana.

3. La cruz no es solo para portar

La cruz, en la vida del cristiano, no puede convertirse o reducirse a un accesorio de moda. Debe ser siempre un signo que representa la forma de vida, de testimonio, de manera de ser, que acompañada de la fe y las obras, se encamina a la imitación de Jesús.

La cruz debe ser para ti y para mí, un estilo de vida. En eso consiste esta celebración, en conmemorar la pasión, muerte y resurrección de Cristo, y en luchar cada día más por hacer de ella mi estilo de vida, mi testimonio de fe y amor.

”biblia_cuadrado273”