”banner_academia”

Es verdad que en la pandemia, varias problemáticas se han visibilizado con más claridad y una de las que ha empeorado por la alta exposición a las pantallas, sobretodo en los más jóvenes, es de la que habla la marca Dove en su campaña «selfie de reversa». 

En su comercial muestran los cambios que se hace una chica adolescente para tomarse una selfie.

Ella empieza maquillándose, pintándose las uñas y después editando su foto con varios cambios y filtros. Pero al final, cuando se retira el maquillaje y los filtros, se queda triste y frustrada con su imagen real. 


”banner_academia”

Y el comercial cierra con esta frase: «la presión de las redes sociales está golpeando el autoestima de nuestras niñas».

A lo que yo añadiría que también en el caso de los niños y hasta en adultos. Aunque en el caso de los niños y niñas es más grave, porque aún están formando su criterio y madurando, así que esto les impacta con mucha más fuerza.

La comparación constante

Las redes sociales nos han puesto en una situación muy difícil, donde cada uno trata de destacar más que el otro y medimos lo que valemos a través de la cantidad de seguidores o likes.

Sobretodo Instagram se ha convertido en una galería de momentos lindos que queremos exponer, lo que da una imagen irreal de nuestra vida, pues también está compuesta de sufrimiento y momentos difíciles que no mostramos. 

No es que debas ir pregonando en redes lo malo que te pasa. Pero debes ser conscientes de que todo lo que ves allí es solo una parte de la vida de las personas.

El problema es si olvidas eso y sientes que las vidas de los demás son mejores que la tuya. Si tú te comparas todo el tiempo y sufres porque piensas que tu vida es un caos, ¿te has preguntado cómo te quiere Dios que te pensó desde la eternidad?

Una respuesta maravillosa 

Mientras escribía este artículo, vino a mi mente este video de Demi Tebow, una modelo Sudafricana que fue Miss Universo en 2017, que habla de cómo ha logrado transformar su autoestima.

Demi fue una de las concursantes de menor estatura en el concurso ese año y recibía muchos comentarios negativos por eso, sobretodo a través de las redes.

Pero gracias a su fe y convicciones, logró convertir este momento difícil en una enseñanza, porque aprendió a transformar la confianza en sí misma en confianza en Dios. 

Ella menciona una parte preciosa del Salmo 139, versículos 13-16, que dice así: 

«13 Tú creaste mis entrañas,

me plasmaste en el seno de mi madre:

14 te doy gracias porque fui formado

de manera tan admirable.

¡Qué maravillosas son tus obras!

Tú conocías hasta el fondo de mi alma

15 y nada de mi ser se te ocultaba,

cuando yo era formado en lo secreto,

cuando era tejido en lo profundo de la tierra».  

Y con ello, Demi explica que tal como su abuela tejía prendas de ropa para ella cuando era niña, con todo el cariño del mundo, así nos ha tejido Dios a cada uno, pensando en cada detalle de nuestro ser.

La importancia de conversarlo

El comercial cierra con un mensaje: «ten la conversación de la selfie hoy», refiriéndose a la importancia de hablarlo.

Si tienes hijos, sobrinos o alumnos, es importante que saques el tema y les comentes lo importante del valor y la dignidad que tienen por el simple hecho de existir. 

Mientras que si eres una persona joven o adulta a quien esto le está afectando, conversa con alguien de confianza que te pueda ayudar. O mejor aún, háblalo con un psicólogo o un acompañante espiritual. 

Espero que después de esta explicación tan hermosa a partir del salmo 139, nunca olvides cuánto vales y lo preciosa que es tu vida 🥰

autoestima, ¿Cómo afecta la presión de las redes sociales nuestra autoestima? Un video genial para reflexionar