”banner_academia”

Sabemos que existen varios métodos de oración y que conversar con Dios es un anhelo que todos llevamos en el corazón. Algunas veces esta aproximación resulta natural y muy sencilla. Otras veces, como cristianos, nos cuesta conectar y encontrar la mejor manera de dirigirnos a nuestro Creador.

Seguramente todos recordamos que nuestros padres de pequeños nos enseñaron a rezar de maneras sencillas (y hermosas también), pero que llegada la adultez se quedaron cortas para expresar todo lo que hay en nuestro interior.

En nuestra búsqueda hemos podido encontrarnos con algunos consejos y recomendaciones sobre las mejores formas para comunicarnos con Dios. Pero lo cierto es que comunicarse con Él es algo muy personal.


”banner_academia”

Si bien existen algunos métodos de oración, el hablar con Dios siempre pasa por una experiencia única, personal, que necesita ser cultivada y sostenida en el tiempo.

La importancia de escoger un camino para comunicarte con Dios

Escoger una forma o un método de oración ayuda mucho y no debería ser algo que escojamos al azar. Un poco de conocimiento personal y un esfuerzo por formarse en la fe, siempre son aspectos necesarios y además muy positivos.

Puede ser que lo afectivo sea muy importante para tu vida, o que necesites razones y argumentos para sostener y alimentar tu fe. O tal vez resulta que la belleza y contemplar el mundo, sea el espacio que te mueva a la reflexión y al diálogo con Dios.

Es pensando en esto y a modo de una pequeña ayuda que hemos diseñado este quiz. Ojalá pueda servir para ir vislumbrando el método más acorde a tu forma de ser, a tus dotes e inclinaciones personales.

Si lo que quieres es profundizar en el tema te recomiendo el curso online «Aprende a orar con las Sagradas Escrituras». ¡Es espectacular! Estoy segura que si te animas a hacerlo, tu relación con Dios se fortalecerá.

Ahora ¡A jugar! ¡Comparte con nosotros tus resultados!

¿Cuál podría ser mi mejor manera de conversar y encontrarme con Dios? 

Existen diferentes maneras y métodos para hablar y encontrarse con Dios. La Lectio Divina es una de ellas, la oración contemplativa puede ser otra, pero a veces lo que necesitas son razones para creer. ¿Conoces cual es tu forma de conversar y acercarte a Dios? Este pequeño quiz podría darte algunas luces. ¡A jugar!

Lectio Divina – ¡La oración que brota desde el sentimiento es lo tuyo!

Eres puro corazón. Sentir a Dios es importante para ti y si bien sabes que los sentimientos son fluctuantes y necesitan mucho de la razón, no puedes negar que necesitas aproximarte a Dios desde tu vida afectiva. Él lo sabe, no tengas miedo de acercarte a Dios desde esa sensibilidad tan particular. La Lectio Divina puede ser una hermosa forma de conectar con Dios, conocerlo y confiarte en Él.

Aquí te dejamos un precioso curso que te ayudará a conocer mejor la Lectio Divina y aplicarla en tu vida. Para saber más has clic aquí.

Oración contemplativa – La necesidad de conectar con la belleza del mundo

Tienes una sensibilidad particular para conectar con lo bello. Un atardecer, una obra de arte, incluso una canción pueden hablarte del Creador. La importancia de la estética para ti no es algo superficial cómo podrías creer. Tienes la capacidad de observar todo lo que te rodea, tu entorno, tanto el espacio como a las personas. Todo aquello que acontece a tu alrededor es para ti una oportunidad de reflexión y encuentro con el Señor. Cultivar la oración contemplativa puede ser un hermoso camino de descubrimiento personal y encuentro profundo con tu creador.

Aquí te dejamos un curso que puede ayudarte a conocer un poco mejor sobre el método de oración más adecuado para ti. Dale clic aquí.

Formación en la fe – La necesidad de tener razones para creer

A veces antes de sentarse a hablar con Dios necesitamos de ese empujón que la razón nos da. Entender a Dios en su totalidad es imposible, y aún así existen caminos hacia Dios desde el conocimiento académico, incluso científico. No tengas miedo de buscarlo en estos espacios y abrir tu corazón a la acción divina que conducirá tu mente pero también tu espíritu.

Te dejamos un simpático artículo que puede ayudarte a abrir ese camino a conocer a Dios a través de la razón. Da clic aquí.

Cuando estás haciendo planes con tus amigos, ¿cuál suele ser tu propuesta?

Un día perfecto para ti sería:

¿Cuál de estas materias escogerías?

¿Con cual de estos santos de identificas?

Escoge uno de estos libros

¿Cuál de estas escogerías como profesión?

¿Qué estación del año es tu favorita?

¿Cuál es el evangelista que conoces o te gusta más?

¿San Juan Pablo II, S.S. Benedicto XVI o S. S. Francisco?

Elige un color

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Métodos de oración: descubré cuál es el tuyo con este quiz