qué es lo más importante en la vida

Decir «te quiero» no es cursi, es humano, ha dicho Víctor Küppers al lanzar un bello reto en el video titulado «¿Qué es lo más importante en la vida?», de Mentes Expertas.

Y es que a través de una breve, pero emocionante conferencia, el conferencista nos invita a recordar que lo más valioso en nuestras vidas no es un «qué», sino un «quién». 

¿Qué es lo más importante en la vida?

«Lo más importante que tenemos en nuestra vida son las personas que más queremos», para algunos será su pareja, sus padres, sus hijos o sus amigos, pero realmente el querer humano es lo más trascendente.

Esto a pesar de que en el día a día los hemos dejado en un segundo plano y quizás nos sea difícil expresarles nuestro cariño. 

Víctor también relata lo significativo que es saberse amado y amar (que no es un sentimiento que se lleva a la ligera). No llenar estos «requisitos» es, tristemente, el primer motivo de angustia e insatisfacción en la persona.

La experiencia del amor 

Recordemos que el amor, en su versión más pura y profunda, proviene de nuestro Creador, que es el amor mismo. Por ello, es que nuestra naturaleza terrenal y divina nos llama a manifestarlo. 

Reconocernos hijos amados del Padre es una eterna maravilla que también nos responsabiliza en amar y reconocer Su Creación, especialmente a nuestros hermanos. 

«Que se amen los unos a los otros como Yo los he amado», nos dejó de mandamiento. Creo que Jesús más claro no pudo ser. Por ello también es que en nuestro momento final, cuánto amamos será lo que esté puesto en la balanza de nuestro juicio. 

Dios nos invita a amar como Él lo hace. ¿Y cómo Él nos ama? Te comparto algunos puntos para considerar:

  • Incondicionalmente, al grado de entregar a su hijo unigénito por cada uno de nosotros, aun conociendo nuestras faltas cometidas y por cometer. El amor de Dios no se limita a nuestro comportamiento, sino a Su redención. 
  • Eternamente, porque perdura con Él para siempre en el infinito de Su Creación. Dios es un ser perpetuo y en Él se perpetúa su Amor.  
  • Ferozmente, pues protege a los que ama. En su amor, Dios nos sostiene, cuida y defiende en las batallas de la vida. 
  • Tiernamente, como sus hijos pequeños que somos, Dios nos ve con ternura, consuelo, paciencia y bondad. 
  • Misericordiosamente, ya que Dios siempre nos otorga su perdón, borrando nuestros pecados, cuando con arrepentimiento volvemos a Él. 
  • En acción, puesto que actúa según la Gracia y para el bien de los demás. Dios trabaja con Amor para que volvamos a Él y podamos gozar de Su Gloria eterna, sin sufrimientos, solo en la tranquilidad de Su Presencia. 

El reto 

En el video anterior, Víctor nos invita a hablar en este momento a nuestras madres para decirles cuánto las amamos. Una acción simple cuya respuesta puede (y es casi seguro) sorprenderte.

Yo agregaría, en tono personal, que pensaras también en una forma de demostrarle a tu madre, a través de esa llamada, como tu amor por ella es incondicional, feroz, misericordioso, tierno y en acción. ¡Verás que así se sorprenderá aún más!

Oro por ti.