qué es la teología del cuerpo

La Teología del cuerpo es el conjunto de catequesis que el Papa San Juan Pablo II escribió sobre el amor, la sexualidad humana y el matrimonio. Fue desarrollado entre 1979 y 1984, proponiendo no solo una mirada sobre el Don de la sexualidad y el matrimonio, sino sobre el hombre y la mujer como imagen y semejanza de Dios.

¿Qué es la Teología del Cuerpo?

Reflexionando sobre el valor del hombre y la mujer como imagen de Dios, nos plantea el redescubrimiento de Dios, de Cristo y de la Iglesia a través del amor humano. Es importante recordar que el Papa Juan Pablo II quiso dar una respuesta a lo que estaba ocurriendo históricamente en ese momento, con la revolución sexual. 

El descubrimiento de la anticoncepción trajo y sigue trayendo al mundo una mirada distorsionada del don de la sexualidad, del cuerpo y, en última medida, de la persona humana.

Hacía falta una reflexión en la Iglesia desde la Teología para comprender mejor qué es el cuerpo y el anhelo del amor y la comunión que Dios soñó para nosotros. A la vez, era necesario aclarar que el cuerpo es totalmente partícipe de esa realidad.

Incluso para comprender lo que significa ser hombre y mujer, tenemos que dirigir la mirada a nuestro cuerpo y descubrir que Dios, en su Sabiduría, quiso que fuéramos personas, imagen y semejanza suya con un cuerpo sexuado, masculino y femenino.

Si quieres conocer este tema en profundidad, te recomiendo el video que preparamos en Catholic Link. Con él, podrás comprender mejo este gran regalo que nos hizo el Papa Juan Pablo II.

¿Cómo se dividen las catequesis?

A modo de resumen, te explico cómo están divididas las catequesis. Estas se podrían dividir en 8 partes:

  1. Introducción: En este primer ciclo el Papa inicia las catequesis estableciendo el contexto y la importancia de abordar la sexualidad y la corporalidad desde una mirada teológica.  Resalta la necesidad de tener una comprensión de la sexualidad en el contexto del plan de Dios para la humanidad
  2. Creación del hombre y la mujer: En esta sección, se explora la creación del hombre y la mujer como imagen y semejanza de Dios. En ella, se resalta de modo especial la complementariedad de ambos sexos y su complementariedad. Cómo estos reflejan la unidad y diversidad en la Santísima Trinidad.
  3. El Plan Original de Dios: El Papa presenta el plan original de Dios para la humanidad, que en esencia es comunión y amor. Explica cómo el hombre y la mujer están destinados a unirse en un amor auténtico y total
  4. El significado del cuerpo: El Papa profundiza en la importancia del cuerpo humano. Este como un medio a través del cual es comunicado el amor y la verdad. En este apartado describe cómo el cuerpo es el que revela a la persona y su vocación al amor
  5. El significado del amor conyugal: En este apartado, San Juan Pablo II profundiza en el significado del amor conyugal. En cómo este amor es expresado en la unión sexual. Para que esto sea así, enfatiza en la importancia de la donación mutua y la fidelidad en el matrimonio.
  6. El llamado a la castidad: El Papa aborda la castidad y su importancia para vivir una sexualidad plenamente humana. Desarrolla la importancia de la castidad en todas las etapas de la vida.
  7. La resurrección de los cuerpos: Aquí, se profundiza en la resurrección de los cuerpos. Explica cómo esto influye en nuestra comprensión de la sexualidad y la vida eterna
  8. Conclusiones y aplicaciones: En su último apartado, el papa resume sus enseñanzas. Ofrece aplicaciones prácticas para poder llevar lo expuesto anteriormente a la vida cotidiana. Asimismo, exhorta a una renovación de la moral sexual y a redescubrir la belleza de la vocación humana.

Antropología propuesta por San Juan Pablo II

Lo que más atraía la atención del Papa San Juan Pablo II era la pregunta por el hombre. Se centraba en la defensa de la dignidad de la persona, y la Verdad del hombre. Del concepto dignidad, sostiene el Papa, se origina la norma personalista, la cual sostiene que la persona es un fin en sí misma y no un medio. Por tanto, posee una dignidad irreductible.

Concibe al hombre como una realidad única, original, irreductible y situado en la historia y en el mundo. Asimismo, existimos en una realidad dialogante con otros, y con su ser sexuado se comunica con el mundo.

Cabe resaltar que la obra desarrollada por San Juan Pablo II, sus reflexiones sobre la persona y lo que esta sugería, no fue del todo comprendida al inicio. Por su profundidad, poco a poco fue siendo acogida en la Iglesia. De a poco fue transmitiendo mayor claridad, como hoy lo podemos ver a través de distintos medios.