qué es la evangelización

«Los tiempos cambian». Tal vez esto es algo que todos hemos notado, en especial cuando se trata de ver un mundo completamente volcado hacia la tecnología. Hoy día se habla mucho de la evolución de la inteligencia artificial, a menudo podemos incluso leer artículos sobre las carreras profesionales que pueden tender a ser las más solicitadas del futuro. En este punto muchos voltean a ver a la Iglesia y se preguntan ¿y la innovación en ella? ¿En la evangelización?

Surge entonces la pregunta de ¿qué tiene la Iglesia para decir al mundo de hoy?

La innovación en la vida cristiana

Ser cristianos nos exige permanentemente estar leyendo el mundo, ver la realidad que se atraviesa frente a nosotros y preguntarnos ¿cómo introducir el Evangelio en esta realidad particular? ¿Qué tiene por decir Cristo en esta realidad?

Esta es la labor permanente de todos como Iglesia. Sin embargo, es cierto que hoy día hay muchas cosas que toca adaptar para facilitarle a las personas el encuentro con Cristo.

Muchas veces se vende una imagen negativa de la tecnología, sobre todo en los mayores, que ven a los niños y jóvenes dependientes y perdidos en la tecnología — realidad que no es del todo falsa —. Sin embargo, si utilizamos los recursos que tenemos para el bien, podremos hacer que la fe sea accesible a todos, jóvenes, adultos, al clero y al pueblo en general.

¿Qué es la evangelización innovadora?

Ya desde el Concilio Vaticano II se hablaba de la necesidad del «aggiornamento» de la Iglesia. Esto es actualizar la Iglesia, que no consiste en sacarla de sus raíces, sino en acercar la tradición cristiana a la modernidad.

Ciertamente, probablemente a nuestros abuelos les habrá tocado una clase de religión dura, donde probablemente les exponían las verdades de la fe que «debían» profesar. Incluso, llegar a cuestionar alguna verdad de fe hace 50 años podría ser toda una ofensa y un conflicto.

Hoy día, tenemos medios digitales, portales católicos, cursos, libros, revistas, videos, simposios, talleres, congresos, juegos como MetaSaint y más medios, que nos recuerdan lo esencial del Evangelio y lo difunden con creatividad.

En el video se busca introducir a las personas, a los jóvenes, los contenidos esenciales de la fe. Por este medio, Icon Ministry busca llegar a más y más personas, especialmente de la generación Alpha, que descubren que pasan la mayoría de su tiempo en redes sociales.

«No podemos esperar que lleguen a la Iglesia» sin promover la Iglesia de maneras innovadoras, explica la presentadora.

«No queremos estar callados en lugares donde a menudo la Iglesia está callada» explica el Padre Rob Galea, refiriéndose a la necesidad de introducir este tipo de juegos en la evangelización.

Es necesario que la Iglesia redescubra una y otra vez, con especial creatividad, el modo de llevar a Cristo a la cotidianidad de tantas almas que esperan su encuentro y aún no lo han hecho.

Nadar en contra de la corriente

«Encontrarse con Dios». ¿Qué piensas cuando escuchas esta frase? Muchos pensamos en un retiro, en un libro, en un monasterio, en un sacerdote, etc.

Sin embargo, frente a los medios tradicionales, muy valiosos, que usualmente hemos descubierto para encontrarse con Dios, resulta totalmente innovador pensar que a Dios se le puede encontrar en los pasatiempos de nuestros días. En lo más característico de nuestro tiempo que pareciera ser, sin lugar a dudas, la innovación que trae la tecnología.

¿Cómo hacer que un niño juegue y al mismo tiempo piense en el Evangelio? Es uno de los retos que plantea Fr. Rob en la entrevista.

La evangelización debe responder a las necesidades de los más jóvenes

Decía el papa Benedicto XVI en la Jornada Mundial de la Juventud de Madrid a los jóvenes que «la fe no se opone a vuestros ideales más altos, al contrario, los exalta y perfecciona. Queridos jóvenes, no os conforméis con menos que la Verdad y el Amor, no os conforméis con menos que Cristo».

Con esto nos ayuda a entender que creer no consiste en un acto abstracto, tampoco se trata de pensar solamente en cosas del pasado, sino que consiste justamente en asumir un presente. Ser cristiano consiste en saber asumir el presente, con sus retos y alegrías, de cara a la eternidad.

Cuando pensamos que Cristo tiene una palabra de Vida para cada persona, comprendemos que la vida que vivimos hoy tiene un sentido más allá del mero materialismo. Este trasciende y genera un eco en la eternidad.

Por eso, la vida, en todos sus momentos, tiene un sentido. Tiene un llamado e invita a una respuesta, que no puede darse en otro espacio y tiempo que en mi propia vida.

Trabajar en equipo y buscar a las personas que pueden hacer lo que nosotros no podemos

«Esta puerta nunca había sido tocada», dice el Padre Galea cuando se refiere a MetaSaint. Cuando pensamos en este proyecto, es necesario meditar también en cuantas manos hay detrás de este proyecto, cuantas profesiones y áreas de conocimiento.

Es necesario que en la Iglesia cada quien pueda discernir en su área de experticia, como puede ser un rostro de Cristo. Es impresionante pensar cómo pueden intervenir ingenieros, psicólogos, diseñadores, comunicadores, médicos, publicistas, expertos del Marketing, etc. En proyectos que puedan finalmente ser una producción donde Dios sea glorificado.

En conclusión, MetaSaint es un testimonio concreto de cómo se puede introducir a Dios en todas las esferas de la sociedad. Así podemos cooperar en el plan de Salvación, por medio de una Evangelización encarnada, que haga sentido a las personas.