”banner_academia”

Todo ser humano busca la felicidad como uno de los anhelos más arraigados en su corazón. Sin embargo, muchas veces nos perdemos en el camino, surgen dificultades, así como problemas personales que obstaculizan nuestra satisfacción personal.

Para eso existe la psicología, como una ciencia humana que trata de ayudarnos a resolver esos inconvenientes. Vamos a buscar algunas respuestas en la psicología positiva y la logoterapia.

1. Una adecuada síntesis con nuestra vida cristiana

psicología positiva, ¿Cómo puede ayudarme la psicología positiva en mi búsqueda de la felicidad?


”banner_academia”

Como personas cristianas somos conscientes que la psicología no es la panacea que nos brinda las respuestas a todas nuestras inquietudes y dudas existenciales.

Nuestra vida religiosa es nuestro soporte vital, a través del cual mantenemos una relación cercana al Señor, quién nos ayuda a descubrir el sentido de nuestra vida.

Sin embargo, no hay porqué desmerecer tantos aportes que las distintas corrientes de psicología vienen proporcionándonos hace ya décadas.

Teniendo un sano espíritu crítico, debemos saber rechazar aquellas afirmaciones que desdibujan una correcta comprensión del ser humano, pero rescatar todos los posibles puntos de encuentro con la fe, colaborando para nuestro desarrollo personal.

Esa síntesis aterrizada y muy connatural entre la religión y la psicología puede ser una poderosa herramienta que nos ayude en nuestras luchas diarias para sortear posibles obstáculos y recurrir a una u otra, o ambas, cuando así lo requiera la situación.

No se trata de ser espiritualistas, ni tampoco de enfocarnos únicamente en lo que dice la psicología. Más bien acercarnos al hombre desde una visión holística.

Reconociendo que la dimensión espiritual es la más importante de nuestra naturaleza, pero recordando también que tenemos una dimensión psicoafectiva que debemos cultivar.

Es ahí donde la psicología puede aportarnos mucha riqueza.

2. Modelo «PERMA»

psicología positiva, ¿Cómo puede ayudarme la psicología positiva en mi búsqueda de la felicidad?

Esta propuesta, esbozada por el fundador de la psicología positiva Martin Seligman, es esencialmente un ejercicio personal que cada persona debe elegir libremente vivir para incrementar su bienestar.

Se trata de cambiar hábitos y actitudes personales de modo que uno pueda mantener una sensación de bienestar y positividad el mayor tiempo posible.

«PERMA» es un acrónimo que se refiere a cinco factores que cada uno debe esforzarse por desarrollar en su vida.Vale la pena recalcar que exige de nuestra parte un esfuerzo de la voluntad y poco a poco, generar un hábito y estilo de vida.

Veamos qué significa cada letra y como ejercitarlas. Si estás interesado en rpofundizar más en este tema, te recomiendo el curso online: «Psicología Positiva: Guía para cambiar tu mente y potenciar tu vida», ¡es excelente!

La «P»: Positive Emotions

Emociones positivas. Se trata de aumentar la cantidad de emociones positivas que experimentamos, sin negar u ocultar las negativas, sino apreciar y valorar más las positivas.

Ejemplos de emociones positivas importantes: paz, gratitud, satisfacción, placer, inspiración, esperanza o el amor.

La «E»: Engagement

Compromiso. Se trata de un esfuerzo y compromiso personal para dedicar nuestras fortalezas en alguna labor, a fin de alcanzar una sintonía con nuestro mundo interior.

Ese compromiso nos lleva a descubrir un estado de armonía llamado «flow», que sería algo como «fluir», en el que uno está tan entretenido con lo que hace, que pierde la noción del tiempo y de uno mismo, por lo comprometido y a gusto que se siente con la actividad.

La «R»: Relationship

Relaciones positivas. El ser humano es social por naturaleza, y está más que probado científicamente cómo las relaciones de amistad son esenciales para nuestra felicidad.

Es más, se dice que es el ingrediente más importante paran nuestro bienestar personal. Fomentar este aspecto es decisivo en nuestra experiencia de felicidad, y mejora considerablemente las distintas habilidades que tenemos.

La «M»: Meaning and purpose

Propósito o significado. Significa la consciencia que tenemos de pertenecer a algo más grande que nosotros mismos. Algo que comporta la idea de sentido a nuestras vidas.

Que lo que hacemos vale la pena, más allá de nosotros mismos. Se trata de dedicarse y buscar el cumplimiento de metas que nos ayuden a descubrir un horizonte que trascienda las preocupaciones u ocupaciones cotidianas.

La «A»: Accomplishment

Éxito y sentido de logro. Implica establecerse metas y cumplirlas. Sentirnos competentes y autónomos para ser personas responsables, que podemos lograr objetivos en la vida, mejorando cada día más nuestras habilidades.

3. Implementemos el proceso MPS

Psicología positiva: ¿cómo aporta a la felicidad?

Este procedimiento fue desarrollado por el profesor y especialista, en la ya mencionada psicología positiva, Tal Ben-Shahar. Se le considera el «profesor de la felicidad» por sus cursos tan concurridos sobre el tema.

Si te interesa conocerlo, te recomiendo escuchar la entrevista que le hacen, ¡es muy interesante!

Las siglas MPS. En inglés se refieren a: significado, placer y puntos fuertes (meaning, pleasure, strenght). El objetivo es hacer una lista de las cosas que nos brindan y permiten descubrir esas experiencias. Veamos una por una.

Meaning o lista de cosas importantes

El profesor resalta como primer punto que, con frecuencia, lo más importante es ayudar a los demás. Por lo tanto, en la medida que ayudo a que los demás sean felices, busco yo mi felicidad.

Cuando se trata de mis cosas, la importancia es relativa, puesto que cada uno le da una determinada importancia a algo, aunque sea lo mismo.

Para mí, practicar deporte puede ser muy importante, mientras que para otra persona no lo es. Pero si logramos una síntesis, podemos encontrar actividades importantes para mí, que también sean un aporte para los demás.

Por ejemplo, nuestro trabajo profesional es muy importante, y suele ser de utilidad para los demás: dar clases, construir edificios, asesorar a alguien, vender algún producto, transportar algo etc

Pleasure o lista de cosas que nos gusta

Esta segunda lista es todo aquello que nos gusta o encanta hacer: pasear, ver televisión, leer un libro o ir al cine. No tienen que ser actividades demasiado importantes, sino que nos brinden ese gustito de felicidad.

Strenghts o lista de cosas que nos hacen bien

Es todo aquello que nos conecta o encamina hacia el bien. No se trata de algo que necesariamente me guste, sino que me haga crecer y me resulte bueno.

Aquí suele ayudar mucho la opinión de los demás, que pueden tener una mirada objetiva y ser un referente para ayudarnos a discernir aquellas cosas en las que soy bueno haciendo algo.

Me puede gustar escribir, pero resulta que me va muy mal. Me puede gustar cocinar, pero resulta que nunca logro tener buenos resultados.

Finalmente, se reúnen las tres listas, y se buscan las coincidencias. Las actividades que están presentes en las tres listas son las que me hacen muy feliz.

No es la fórmula de la felicidad absoluta, pero puede ser una buena herramienta para descubrir a qué dedicar nuestro tiempo para incrementar nuestra felicidad.

4. Los 3 tipos de valores para la logoterapia

Psicología positiva: ¿cómo aporta a la felicidad?

La logoterapia es conocida como una terapia psicológica a través del diálogo, buscando que la persona entre en sí misma y rescate esos ámbitos de su vida que a veces tiene olvidados, pero que son esenciales para darle el auténtico norte a la existencia.

Sería muy largo explicarlo ahora, pero vivimos en una cultura que nos aleja cada vez más de nuestro mundo interior, o como solemos llamar: nuestro corazón.

Vivimos en la superficialidad, buscando lo más cómodo y confortable, alejándonos de todo aquello que suponga algún tipo de esfuerzo o sacrificio.

El problema con esto es que, normalmente, las cosas más importantes de la vida exigen de nuestra parte esfuerzo, dedicación, compromiso… y todo eso no se puede entender sin una cuota de renuncias personales.

Descubrir el sentido de la propia vida implica ser alguien responsable con su existencia.

Una vida con sentido

Una de las tesis centrales en el pensamiento de Viktor Frankl —fundador de la logoterapia— es que la persona puede realizarse y descubrir su lugar en esta vida, en la medida que descubra el sentido de su existencia.

Para qué ha nacido, cuál es su misión. Descubrir el sentido de la vida hace que esta tenga una razón de ser, con una orientación de acuerdo con la propia identidad.

La manera como descubrimos nuestro sentido es a través de los valores de experiencia, creación y actitud.

Valores de creación

Son todas aquellas actividades que hacemos con pasión. A través de los valores creativos descubres aquellas cosas que le dan importancia a tu vida.

Se trata de llevar a cabo algún acto, que nos permita mostrarnos a los demás, en los que nos realicemos de acuerdo con nuestra identidad.

Por ejemplo, comprometerse con algún proyecto, un sueño y perseguirlo con todas las fuerzas.

Puede ser desde algo pequeño, hasta metas muy trascendentes. La idea es descubrirse con algo que te satisfaga, que te llene el corazón.

Valores de experiencia

La segunda forma para Frankl de descubrir el sentido de la vida es disfrutando de algo, o con alguien. ¿Cuántas veces hemos disfrutado una puesta del sol?

O ¿cuántas veces hemos disfrutado de un rico almuerzo en compañía de alguien agradable, un amigo íntimo con quien puedes compartir tu mundo interior?

Puedes percibir ese valor experimentando la riqueza de la otra persona a través de esa relación de amor, lo cual le da sentido a nuestra vida.

Valores de actitud

Finalmente, el tercer camino, son los valores actitudinales. Incluyen la compasión, la valentía o el sentido del humor.

Implica la capacidad fundamental que tenemos todos de elegir con qué actitud enfrentar alguna situación de la vida, que puede ser difícil, pero no hay cómo cambiarla.

Conocemos todos ese dicho: «Al mal tiempo buena cara». Se trata de disponernos de la mejor forma posible ante una situación que sabemos es inevitable, por ejemplo, una enfermedad incurable o la muerte de un ser querido.

Aquí es muy importante tener en consideración que cada uno es responsable de la manera como enfrenta su vida. Se trata de ser protagonistas y no víctimas de las situaciones que nos toca enfrentar.

Anímate a hacer una revisión de tu vida, ¿cómo está en este momento?

psicología positiva, ¿Cómo puede ayudarme la psicología positiva en mi búsqueda de la felicidad?

Termino invitándolos a todos a que hagan una revisión de su vida, y —Dios mediante— apoyarse en todas las herramientas que acabamos de ver para tratar y esforzarse un poquito más por ser felices.

Sabemos que las distintas propuestas psicológicas no son la respuesta fundamental y más importante para la vida, pero pueden ser de mucha ayuda.

Si a eso le añadimos el esfuerzo por una vida espiritual rica, llena de experiencias de encuentro con Dios, les aseguro que podremos hacer mucho para superar esos momentos de tristeza y bajón anímico que a todos nos golpean en algunos momentos de la vida.

Si te sirvieron estos consejos, compártelos con tus amigos, y si quieres hacer algún comentario, te invito a que dejes tus apreciaciones al final de este artículo. ¡Fuerza y que Dios te bendiga!

Psicología positiva: ¿cómo aporta a la felicidad?