”banner_academia”

«Milagro azul» es una película basada en una historia real, puedes verla en Netflix y es apta para mayores de siete años. 

La historia gira en torno a Omar, encargado de un humilde orfanato, y un grupo de niños que intentan salvar su hogar tras una fuerte tormenta (y una lista enorme de facturas sin pagar).

Si tuviera que resumir la razón por la que vale la pena verla sería que es una película que nos demuestra que optar por el bien siempre vale la pena, y que tener fe aún cuando todo vaya mal es de valientes.


”banner_academia”

Te comparto el trailer y dos reflexiones para que te animes a verla.

Fe, esperanza y amor

Suena a cliché ¿verdad? Pero en realidad estos tres aspectos se desarrollan muy bien en «Milagro azul». El protagonista es tal vez el personaje que más nos habla de lo que significa tener fe.

Es un hombre al que la vida le ha dado duras lecciones, no ha sido fácil salir adelante, sabe que las cosas cuestan, que las malas decisiones pesan y que para que otros elijan hacer el bien, hay que empezar por dar ejemplo.

Omar trata de ver siempre el lado positivo de las cosas, intenta ayudarle a entender a sus niños que para lograr lo que quieren hay que hacer sacrificios y hay que optar por hacer lo correcto no algunas veces, sino siempre.

La esperanza y el amor sobran en la historia de cada personaje. A pesar de que enfrentan una vida complicada, sin lujos, con heridas, pobreza y carencias de afecto, todos guardan la esperanza de salvar su hogar, de seguir juntos, de tener una familia.

Si no hay esperanza y si no hay amor, ¿entonces a qué nos aferramos?

Aunque todo esté en nuestra contra, podemos elegir el bien

Esta es la mayor lección de «Milagro azul». El protagonista tiene la oportunidad de obrar mal con la excusa de hacer «un bien mayor». Pero la culpa y el remordimiento le consumen.

La consciencia le pide a gritos que abandone esa idea y finalmente su acto valeroso es el que le da una lección de vida no solo a los niños, sino también al dueño del barco, que parecía tener un corazón de piedra.

«Milagro azul» nos recuerda que Dios no nos abandona, en especial en esos momentos en que parece haber más oscuridad que luz.

Nos habla del tesoro de la amistad, de la familia, y de que trabajar en equipo siempre cuesta, pero también da frutos. De que los milagros ocurren, realmente ocurren y no dejan de sorprendernos.

Este pequeño grupo de niños huérfanos más que ganar un concurso de pesca, quiere ganarse un lugar en el mundo. Tienen sed de amor, de tener la dicha de contar con otros, de tener un lugar al que llamar hogar.

Preguntas que pueden servirte para reflexionar y compartir

¿Me ha concedido Dios un milagro? ¿Cómo me sentí, di las gracias?

¿Tengo presente que ante cualquier situación de la vida debo optar por lo bueno aunque me cueste?

¿Soy consciente de que a veces intentando hacer el bien puedo terminar haciendo todo lo contrario?

¿Comparto con los demás lo poco o mucho que tengo?

¿Me esfuerzo por ayudar a los demás incluso cuando yo paso por muchas necesidades?

¿Tengo claro que el dinero puede solucionar muchas cosas pero no puede ser el centro de mi vida?

Si ya viste la película déjanos saber en los comentarios qué fue lo que más te gustó de esta historia.

«Milagro azul»: razones para ver la película