”banner_academia”

Hace unos años escribí un artículo recomendando «La Navidad de Ángela», una película ¡preciosa! Y justo esta semana mi hijo Juan José me dijo: «¡Mira mamá, una nueva peli de Ángela! Le dije no amor, esa fue la que vimos hace tiempo, «¡No mamá, esta es una nueva, créeme!».

Juanjo 1 mamá despistada 0. Netflix ha lanzado este año «El deseo de Navidad de Ángela» y sin lugar a duda es una película más que recomendada para ver en familia.

Esta vez Ángela, la chiquita que se robó en la primera película al Niño Jesús del pesebre con la excusa de abrigarlo (porque el pobrecito solo tenía un pañal), nos vuelve a derretir el corazón con la aventura que emprende para cumplir más que un deseo.


”banner_academia”

Antes de seguir hablando (o más bien escribiendo) como loca, les comparto el trailer para que se emocionen y entiendan mejor por dónde va la cosa. Si no han visto la primera se las vuelvo a súper mega recomendar 😬

5 razones para no perderse «El deseo de Navidad de Ángela»

1. Es una película que fácilmente llega al corazón de los más pequeños, (si eres tan llorón como yo, se te puede escapar una lagrimita). Muy pocas veces encontramos películas en esta época que se centren en la figura de Jesús, que estén bien producidas y que además le dejen lecciones a los niños.

Durante todo este mes hay mucho Papa Noel con sobrepeso, mucho duende suelto, muchos renos con problemas de frenos, y muchas aventuras para «salvar la Navidad», que tienen poco o nada que ver con lo que de verdad importa: Jesús.

2. Nos ofrece un gran mensaje sobre lo que significa confiar en Dios. Ver a Ángela contándole todas sus preocupaciones al Niño Jesús en el pesebre es una escena para morirse de amor. Ojalá todos habláramos con Él con tanta naturalidad, con el corazón de un niño.

3. De nuevo pone a la familia como el centro de toda buena acción. Aunque el papá de Ángela no está, su madre se encarga de recordarle a ella y a sus hermanos, que lo más importante es que estén juntos.

Tenerse el uno al otro para apoyarse, para compartir, amarse y alegrarse por lo poco o mucho que tienen, ¡es un tesoro! ¿Será que nosotros también nos sentimos tan alegres como Ángela o andamos renegando todo el día?

4. La cuarta razón me gusta aún más. «El deseo de Navidad de Ángela» es una película que le ayuda a comprender a los niños que el centro de la Navidad no son los regalos, sino el amor, la familia.

De nada vale tener el juguete más grande, la muñeca más hermosa o el robot más tecnológico, si por dentro estamos vacíos. O si no valoramos a los que tenemos a nuestro al rededor, nuestros amigos, nuestros padres, abuelos, hijos.

5. Y la quinta es que durante toda la película podemos encontrar valores. Ángela es una niña humilde, se preocupa más por los demás que por ella misma. Corre a socorrer a otros sin importar qué tan imposible parece la tarea. Es dulce, compasiva, misericordiosa, ¡es una niña enamorada del Niño Jesús!

Si no han visto la película ya tienen el plan perfecto para estos días. Y si ya se la vieron, cuéntenme en los comentarios qué fue lo que más les gustó (sin dañarle el final a los que no la han visto 😅).

¿Qué deseo están pidiendo para esta Navidad?, ¿ya habían visto la primera película?, ¿lloraron como yo?, ¿qué reacciones tuvieron sus hijos, sobrinos o nietos al verla? ¡Los leo! ❤️

«El deseo de Navidad de Ángela»: 5 razones para verla