Todos estamos hartos del Covid, si bien gracias a esta situación hemos aprendido un montón de cosas, en especial estar más atentos de los que sufren, ser solidarios, más misericordiosos con los que más lo necesitan. Hemos dado un salto en el uso de la tecnología. Sin embargo, ya no queremos más confinamientos, ni mascarillas, ni contagios masivos, ni nuevas cepas, incertidumbres, más turnos de vacunación, etc.

Es importante que no paremos en la oración constante para rogar al cielo que se acorte el tiempo de estas pruebas. El Salmo nos lleva a pedir: «Que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros, como lo esperamos de ti».

A veces queremos ocultarle a los niños el dolor, pero esto es inevitable, además de contraproducente. ¡Hay que seguir enseñando a los niños a pedir con fe al Señor por esta intención!

¿Qué es una novena?

La novena es una palabra que proviene del latín novem, (nueve), es un ejercicio de devoción que se practica durante nueve días para obtener alguna gracia o pedir por una determinada intención. A diferencia de las octavas, que tienen un carácter festivo, las novenas se hacen con un designio que se quiere pedir al cielo.

Rezar durante nueve días tiene una base bíblica. Una novena de oración fue la que hicieron los apóstoles como preparación a la venida del Espíritu Santo, entre la Ascensión de nuestro Señor a los cielos y Pentecostés. 

Se ve que es una costumbre que viene de muy atrás. Los romanos y griegos ofrecían oraciones a sus dioses por sus difuntos durante nueve días. 

Puede encontrarse otro origen de la novena hora en la sinagoga, una de las horas especiales de oración entre los judíos era la hora nona, como lo ha sido para la Iglesia; de hecho la nona es un horario de oración de la Liturgia de las Horas que se reza a diario a las 3 de la tarde, la hora en que Jesucristo murió.

Recemos por el fin de la pandemia

Hace unas semanas una madre de tres chicos pequeños me escribió contándome que durante la novena de Navidad sus hijos se habían enganchado a rezar, y ahora quería seguir haciéndolo, no quería que pierdan el vuelo. Lo comentamos con el equipo de 10 Min con Jesús y nos pareció que una forma estupenda sería hacer una novena por el fin de la pandemia.

Como la oración más poderosa es la de los niños pensamos que debía ser fácil para rezar y con conceptos que los niños entiendan con facilidad. Preparamos estas oraciones puedes ver en este enlace 

Rezamos por los científicos, los enfermos de covid-19, las almas de los fallecidos, las familias de los fallecidos, médicos y enfermeras, quienes perdieron su empleo, abuelitos y personas mayores, los que sufren de ansiedad y depresión, y finalmente para volver a sonreír sin mascarilla.

Tú eres fundamental para ayudarnos a pedir por esta intención. Por eso te invitamos a rezar junto con los niños esta novena, todas las veces que quieras.

Te dejamos el video del primer día.

 

 

novena