”banner_academia”

¡Finalmente ha llegado el día! Hoy nace el Niño Jesús, y con esta novena del día noveno le damos la bienvenida al Salvador, al Rey de Reyes, al Amor de los Amores. Ofrezcamos esta novena por todos aquellos que sufren, que pasan dolor o que estarán solos esta noche.

¡Qué Dios ilumine nuestros corazones! Y que junto a María Santísima y san José, el Nacimiento del Niño Dios, sea también un despertar en la fe.

Oración inicial

En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.


”banner_academia”

Señor Jesús, danos la gracia de hacer bien esta novena y preparar nuestras almas para recibirte el día de Navidad, con el cariño y devoción con que te recibieron la Virgen Santísima y san José. Amén.

Valor a explorar:

Busquemos contagiar la alegría luchando por sonreír más.

Para repasar:

La Virgen María despertó a san José para que pudiese adorar, antes que nadie, al Niño Dios. Cuando la Virgen le tocó el hombro, san José quiso enseguida ayudar en lo que hiciera falta, pero casi al instante comprendió que el nacimiento de Jesús había sido milagroso. Vio que la Virgen María, más guapa que nunca porque ya era Madre sin dejar de ser Virgen, tenía en sus brazos al Niño Jesús, dormidito y envuelto en pañales.

San José no dijo nada. Ni siquiera, para no despertar al Niño, se atrevió a cogerle. Se puso de rodillas y lloró sin poder contener la emoción y la dicha. De pronto se oyeron las voces y los cantos de los pastores que venían llenos de alegría buscando al Niño Jesús. San José, después de entregar el Niño a la Virgen para que lo acostara en el pesebre, salió al encuentro de los pastores y se enteró de lo que les habían dicho los ángeles.

Para pensar:

La alegría es contagiosa, los pastores acudieron contentísimos al pesebre de Belén para adorar al Niño y llevarle sus humildes regalos. Debemos ser generosos con nuestro Dios que se ha dado, se ha entregado totalmente a nuestras almas por amor, la mejor forma será luchar por sonreír, aunque nos cueste, para dar alegría a nuestro alrededor.

El regalo:

Hemos llegado al final de la novena. Lo que nos queda es agradecer a Dios por su amor infinito, a nuestra buena Madre, por ese «sí» generoso, a san José porque con su ejemplo de hacer un gran trabajo y pasar desapercibido, nos lleva a buscar que sea Dios el que reluzca en nuestras obras.

Y además de agradecer, felicitar a la Virgen María, a san José y a todos los hombres que ama el Señor. También repetirle al Niño Dios que le queremos mucho, mucho, porque ha nacido para darnos el Cielo.

Oración final:

Se reza un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria. Después repiten todos juntos tres veces: «Jesús, José y María, les doy el corazón y el alma mía».

Villancico recomendado:

A la Nanita Nana (Los niños cantores del Oriente). Puedes escucharlo en Spotify o en YouTube.

¡Feliz Navidad! Y gracias por acompañarnos estos nueve días con el rezo de la novena, que Dios te bendiga.

Novena día noveno, Novena especial de Navidad: Día noveno