”banner_academia”

La novena es una hermosa oportunidad de compartir en familia, preparar el corazón y meditar en aquellos momentos previos al Nacimiento del Niño Jesús. Ayer empezamos con esta linda costumbre, reflexionamos en el mensaje del primer día y hoy es el turno del segundo.

Recuerda que puedes ver el video y meditar en los pasos que compartimos a continuación antes o después de hacer las oraciones tradicionales.

Día segundo

Oración inicial: En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.


”banner_academia”

Señor Jesús, danos la gracia de hacer bien esta novena y preparar nuestras almas para recibirte el día de Navidad, con el cariño y devoción con que te recibieron la Virgen Santísima y San José. Amén.

Valor a explorar:

Trabajar la resiliencia, poner buena cara cuando las cosas no salen como nos gustan, usar las adversidades como fuerza motora para sacar adelante la jornada diaria.

Para repasar:

Todo está preparado para recibir al Niño Dios y de repente un terrible cambio de planes: san José y la Virgen María recibieron la noticia de que debían viajar a Belén. Seguramente, fue una gran contrariedad porque los viajes largos siempre son incómodos, imagínate cómo eran en ese entonces, muy molestos. Sin embargo, no protestaron. Sin quejas ni lamentaciones enseguida se pusieron a preparar las cosas para salir cuanto antes.

Para pensar:

Todos los cambios imprevistos suelen traer mayor trabajo, en especial, se vuelven cuesta arriba cuando nos mandan algo que no nos gusta. Pero recordando hoy a san José y a la Virgen María, en su actuar con prontitud vemos que sabían que al cumplir con quien lo había ordenado, estaban obedeciendo a Dios, no pusieron mala cara y respondieron rápidamente.

Sin obediencia no puede haber resiliencia. Aprendamos a obedecer porque así demostramos a Dios que lo amamos, anteponiendo su querer al mío y así aprendiendo a amar su voluntad antes que la mía como Jesús, que obedeció toda su vida desde que era Niño hasta la muerte, muerte en la Cruz.

El regalo:

En este segundo día de la novena, podemos preparar la venida del Niño Dios obedeciendo siempre a la primera, sin que nos digan las cosas dos o tres veces, y con alegría.

Oración final:

Se reza un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria. Después repiten todos juntos tres veces: «Jesús, José y María, les doy el corazón y el alma mía».

Villancico recomendado:

«Los peces en el río» (Coro Católico Navideño Virgen María). Puedes escucharlo en Spotify o en YouTube.

Novena, Novena especial de Navidad: Día segundo