Hoy salí a tomar fotos de nacimientos por algunas Iglesias del centro histórico de Roma (donde vivo) y me topé con uno que de verdad me conmovió mucho. La Iglesia de Santa María Sopra Minerva ha armado un nacimiento bastante atípico. La Sagrada Familia no está en un establo ni en una gruta, sino que se encuentran entre ruinas y escombros que representan, me parece, el drama de este tiempo. Me refiero a la guerra en Siria, a los incesantes ataques terroristas, al dolor de las víctimas de los terremotos en Italia, a la situación política de creciente confusión y temor que enfrentan muchos países, entre otras muchas cosas.

Yo quería, con esta imagen, abrir el diálogo para saber qué les transmite a ustedes este nacimiento y qué quiere decir, desde su punto de vista, que Jesús nazca entre las ruinas y los escombros en los que estamos dejando a nuestro mundo. Aprovecha este espacio, date unos minutos para pensar, y comparte con nosotros tu valiosa opinión. Además, si te da el tiempo, sería excelente que pudieras poner “like” o responder a alguna opinión te haya parecido interesante. Un abrazo grande.


El artículo continua después de la publicidad: