”banner_academia”

En la reciente entrega de los «Globos de Oro», la actriz Michelle Williams ganó el reconocimiento a «Mejor Actriz de una Serie Limitada o Película para Televisión», ante un amplio conglomerado de personalidades de Hollywood. Sus palabras resonaron y me llevaron a reflexionar aún más, luego de leer el artículo de «Live Action» titulado «3 razones por las que el discurso abortista de Michelle Williams lastima a las mujeres».

Y se pueden estar preguntando ¿qué tiene esto que ver con una página católica, acaso ahora difundimos noticias del espectáculo? La respuesta es no, nada parecido a esto. Michelle Williams nos ha dado la oportunidad de reflexionar sobre un tema que nos debe interesar a todos: el aborto y el derecho a la vida.

Mientras aceptaba el premio, portando un glamuroso vestido naranja que acentuaba su avanzado embarazo, aprovechó para recitar un discurso con marcados tintes abortistas. En este enlace puedes ver otro video donde habla del tema durante una rueda de prensa.


”banner_academia”

Palabras de gran impacto

«Me siento agradecida de vivir en un momento en nuestra sociedad en el que las opciones existen. Como mujeres y como chicas, hay cosas que pueden sucederle a nuestros cuerpos y que no son decisión nuestra, y no podría haber logrado esto sin haber usado mi derecho a elegir cuándo tener hijos y con quién». Aclamó en medio de aplausos de los presentes.

La noticia de que ella misma se hubiese realizado un aborto sorprendió a algunos, pero incluso así el discurso se llevó el apoyo de gran parte del público mientras los aplausos parecían aumentar a medida que su discurso avanzaba. No obstante, el simple hecho de que ella tuviera que renunciar a ser madre para continuar con su carrera es ofensivo.

El valor de la vida

De hecho, esta acción refuerza por mucho el proclamado patriarcado que tanto ataca el movimiento feminista. Es una gran tristeza inspirar a las mujeres a exigir derechos (universalmente inexistentes) que terminen con la vida de otro ser humano, por no tener otra opción aparente para cumplir sus metas profesionales. Lejos de empoderar a las mujeres pareciera que esto destina a la fertilidad femenina como un castigo.

Lo curioso es que muchas otras actrices han dado ejemplo de cómo se puede combinar la maternidad y una carrera exitosa en Hollywood. Catherine Zeta Jones, Gal Gadot, Reneed Elise Goldsberry… y la lista continua.

Lo que Michelle olvidó mencionar es que Hollywood ha utilizado el aborto para encubrir los casos de abuso que llevan mucho tiempo existiendo. Incluso, en un gran número de casos, son los mismos estudios de grabación los que presionan a las mujeres para realizarse un aborto bajo el supuesto de que no podrán convertirse en famosas si tienen hijos. Esta idea, de nuevo, debería ir en contra de toda lucha feminista existente.

El aborto como la única «opción» ante un embarazo no planeado

Pareciera que el discurso de Michelle Williams, fuera de apoyar a las mujeres, es un grito a favor del patriarcado en el que un embarazo es visto como una desdicha cuando no es planeado. Su discurso no la convierte en una guerrera feminista.

Si ella hubiera querido que fuera así, habría demandado mejores oportunidades laborales para todas las mujeres y no promovido un acto de dolor como el aborto. Este ejemplo nos sirve para abrir un sano debate en grupo, con tus alumnos o amigos cercanos.

Te compartimos algunas preguntas que pueden ser útiles: ¿cuál es tu postura frente a su discurso?, ¿qué ejemplo crees que le da a otras mujeres, especialmente a las jóvenes?, ¿cuáles crees que son las oportunidades que hacen falta para entender este tema mejor?, ¿qué le dirías a Michelle Williams si tuvieras la oportunidad de ser escuchado?, ¿cuál sería tu mensaje para las mujeres que se enfrentan a un embarazo inesperado?

Para finalizar, solo me gustaría decir, querida Michelle: ningún premio es más valioso que la bendición de la vida de un niño. Sacrificar a nuestros hijos por conseguir nuestros anhelos, no está ni poco cerca del «empoderamiento femenino».

Michelle Williams, Querida Michelle Williams: esta es la razón por la que no apoyamos tu discurso abortista