Trabajar en la industria del cine me ha permitido comprender el poder que hay en él. Muchos directores son conscientes de la oportunidad que tienen al poder llegar a tantas partes del mundo con sus producciones. La magia del cine tiene el poder de transportarnos, nos permite reír, llorar, recordar, etc,. Una buena película nos puede hacer reflexionar, nos puede hacer cambiar el modo en que percibimos el mundo, nos puede aportar mucho y nos puede dar ejemplos de todo lo que no debemos confundir con la realidad. Más de una vez me ha pasado que le he susurrado al de el lado en medio de una película:«eso nunca pasa en la vida real».

Hoy quiero compartir con ustedes 10 mentiras que Hollywood nos muestra a diario sobre el amor:


Compartan con nosotros qué otros ejemplos de esos que nunca pasan en la vida real conocen, y cuál es su película  de amor favorita. Y los invito a que disfrutemos del cine sin dejarnos llenar de mentiras 😉