”banner_academia”

La espiritualidad cristiana entiende por «lectura» la práctica de profundizar en libros que nos llevan a nutrir y avivar la vida espiritual. Esta práctica es muy recomendable que se incluya entre las normas que conforman el plan de vida espiritual, ya que es un medio importante para alcanzar el trato continuo con Dios en las circunstancias de la vida ordinaria y para tener criterio a fin de orientar adecuadamente las diversas tareas.

Tan necesaria como la oración para la vida interior es la lectura de los libros santos. Escribe San Bernardo: «La lectura espiritual nos prepara para la oración y para la práctica de las virtudes», luego añade a modo de conclusión: «La lectura y la oración son las armas con que se vence al demonio y se conquista el cielo». Por eso asegura San Atanasio que «no es posible encontrar quien, dedicándose al servicio del Señor, no sea gran amante de la lectura espiritual».

Esta norma tiene como objetivos edificar, consolar y fortalecer el ánimo. Es alimento que orienta hacia la oración, alumbra la caridad e invita a rezar (te recomiendo el curso «Crecer en la vida de oración»). Junta las dos dimensiones inseparables del hombre, el afecto (fomenta el amor por Jesucristo), y el intelecto (mejora el conocimiento de la doctrina cristiana).


”banner_academia”

¿Cómo puedo hacerla?

Se recomienda dedicar de modo constante, a ser posible diariamente, de 10 a 15 minutos a esta práctica. Es esencial realizarla con verdadero recogimiento, y procurando sacar provecho del texto para el propio diálogo con Dios y para la mejora de la conducta. Es lógico, la lectura constituye un alimento de conversación con Él y un medio para alcanzar la presencia de Dios en la vida ordinaria. 

San Josemaría lo plasmó en este punto de su libro «Camino»: «En la lectura —me escribes— formo el depósito de combustible. Parece un montón inerte, pero es de allí de donde muchas veces mi memoria saca espontáneamente material, que llena de vida mi oración y enciende mi hacimiento de gracias después de comulgar». Por eso, aconsejaba también en circunstancias difíciles: «No dejes tu lección espiritual. —La lectura ha hecho muchos santos—».

Este artículo es parte de la serie plan de Vida de 10 Min con Jesús América Latina. Para ver más material sobre la serie puedes seguirnos en Instagram o Facebook. 😉

lectura espiritual, Serie plan de vida espiritual: qué es la lectura espiritual y cómo puedo hacerla