”banner_academia”

El abuelo Thomas Moore es un ex capitán de los servicios militares del Reino Unido. En los últimos días cumplió 100 años de edad y se ha convertido en la sensación de todos los ingleses. Pero no únicamente por su edad, sino por un gran gesto de caridad que tuvo a favor del Servicio Nacional de Salud de su país para contrarrestar el COVID-19.

¿Y en qué consistió este gesto? Como cumplía 100 años, le dijo a los ingleses que daría 100 vueltas a su jardín con su andador, es decir un total de 2.5 kilómetros de distancia. Una meta demasiado ambiciosa para alguien de su edad. Si lo cumplía, las personas tendrían que donar un total de mil libras (1242 dólares). ¡Y lo logró! Cumplió la distancia total y la sorpresa fue emocionante.

No había recaudado mil libras, sino 30 millones de libras. ¡Fue algo histórico! A sus 100 años entró al Record Guinness como la persona que más dinero ha recaudado por sí misma. También es la primera persona en tener un vuelo de la Royal Air Force sobre su casa para celebrar su cumpleaños número 100. El correo inglés le dedicó un sello postal especial por esos días y hasta bautizaron uno de los trenes con su nombre. ¡¡Un verdadero fenómeno!!


”banner_academia”

Este emocionante episodio en medio de esta difícil pandemia nos deja tres grandes lecciones para amar con más corazón, servir con el alma y esforzarnos más desde el lugar donde estemos. 🙌🏻

1. Thomas Moore nos recuerda que el amor es más fuerte que cualquier excusa

¿Te imaginas la cantidad de pretextos que el abuelo Tom pudo elegir para no hacer lo que hizo? Seguramente su edad, su condición física, su cansancio, el clima y muchas cosas más. Esto me hace recordar aquella noche esperanzadora en Getsemaní, donde Jesús oró solo y con miedo.

Seguramente podía aferrarse a cualquier excusa para evitar todo el dolor que se le venía. Pero tanto el abuelo Tom como Jesús de Nazareth, eligieron amar. Y es que cuando uno coloca al amor como el motor de su vida, no hay excusa que pueda frenar los deseos del corazón.

¿Hacia quién te inspira el amor en estos días?, ¿a quién te está llamando Dios a que te acerques, a que escuches, a que ayudes, a que sostengas, a que sanes, a que acojas, a que sirvas?, ¿hay alguna excusa que te lo esté impidiendo? ¡Entonces ya sabes qué hacer!

2. ¡Es necesario desafiar nuestra zona cómoda!

El abuelo Tom pudo ayudar desde su computadora, desde el teléfono o comprando alguna pulsera o producto pro-fondos. Pero eligió caminar 100 vueltas, incomodarse y probar algo nuevo, decidió no conformarse con los caminos recorridos sino esforzarse por un bien mayor. Vio que había un desafío nuevo para su país y por eso quiso probar una forma nueva también de ayudar.

Cuando Dios le pide a Moisés que libere al pueblo de la esclavitud de Egipto, no le pide que mande mensajes de WhatsApp a todos, ni que haga un evento por Facebook, le pide que vaya primero donde el faraón. ¿Se imaginan
el miedo de Moisés? ¡Eso es mucho peor que decirle a tu jefe que renuncias o a tu pareja que ya no quieres seguir el noviazgo!

Dios le pide a Moisés que salga de su zona cómoda, que afronte sus miedos convertidos en barreras que le impiden conquistar lo que hay detrás de ellas. ¿Cómo estás amando tú?, ¿desde tu zona cómoda, desde rutinas oxidadas, desde gestos sin alma, o estás dejando que el amor te rete, te cuestione, te impulse?, ¿a qué te reta el amor en estos días? Respira hondo y sigue.

3. Usa lo que tengas para amar y servir a otros

El abuelo Tom dio una mirada a su alrededor y dijo «tengo un jardín, tengo mi andador, tengo mi cuerpo», no necesito más. A veces creemos que para hacer grandes cosas necesitamos grandes presupuestos o grandes producciones. Los discípulos le dijeron a Jesús que solo tenían cinco panes y dos peces, suficiente para hacer tremendo milagro.

¿Qué tienes tú para servir?, ¿tu música, tu alegría, tu arte, tu voz, tu fuerza, tu inteligencia, tu experiencia, tu liderazgo, tu ternura, tu empatía? ¡Usa lo que tengas! No lo escondas. Y por favor, nunca pienses que eres insuficiente, que tus talentos no son valiosos.

Jesús se convirtió en un espejo donde las personas podían ver su verdadero valor cuando se le ponían enfrente. Pasa tiempo con Él, para que creas más en ti. Y actúa rápido, que en estos días de pandemia, Dios te necesita.

Thomas Moore, 3 lecciones de amor y servicio que nos da Thomas Moore, ¡un abuelito de 100 años!