Nuestro pecado está en la Cruz Papa Francisco