Este post no es un artículo, sino una sección de nuestra galería de imágenes. Puedes compartir esta imagen en tus redes sociales o hacer click en “Descargar” para enviarla a tus amigos. Solo te pedimos que la compartas en su versión original, sin cortarla o editarla. ¡Feliz apostolado! 😉

Se dice que al final de su vida, mientras estaba en oración, Santo Tomás de Aquino tuvo una visión milagrosa de Jesús en la Cruz, quien le dijo: “Tomás, has escrito bien de mi. ¿Qué recompensa quisieras?” a lo que el santo respondió: “Non nisi te, Domine” (“Nada más que tú, Señor”).