El matrimonio es el inicio de un camino hacia la santidad