El hombre está vivo mientras tenga esperanza Benedicto XVI