Dentro de cada hombre hay un vacío que solo Dios llena Blaise Pascal