”banner_academia”

«Cállate». A veces eso es lo que nos gustaría decirle a la persona que tenemos en frente. Porque tal vez sabemos que no tiene idea de lo que está diciendo, porque sabemos que es mentira, porque es imprudente o porque está hiriendo a otros con lo que dice.

También nosotros deberíamos pensar, pensar mucho antes de hablar. Muuuucho, porque sí que duelen las palabras. Esto lo escuchamos muy a menudo «piensa antes de hablar». ¿Pero nos detenemos a meditar por más de un segundo lo que va a salir de nuestra boca?

Este video de «Casi Creativo» nos da varios ejemplos aplicados a momentos de la vida cotidiana en los que el silencio debería ser contemplado como tesoro.


”banner_academia”

¿Cómo detener el impulso de soltarlo todo?

Sabemos que las emociones pueden hacernos una mala jugada. Que en medio de una discusión nos va a costar guardar silencio o tomarnos un tiempo para reflexionar. Pero la próxima vez que estés a punto de explotar, que sientas ese impulso enorme de soltarlo todo, hazte las siguientes preguntas: ¿Es edificante lo que diré?, ¿lastimaré a esa persona a la que quiero dirigir mis palabras?, ¿si me lo dijeran a mí, cómo me sentiría?, ¿me arrepentiré o tendré que pedir perdón luego?

Probablemente al principio no será tan fácil, pero si te lo propones podrás adquirir el hábito. Verás que la próxima vez que sientas ganas de responder a la ligera, te detendrás por un minuto a pensar mejor lo que quieres decir. Este ejercicio puede ser muy útil en nuestro diario vivir, sobretodo en las conversaciones que tenemos por WhatsApp.

Por este medio nos atrevemos a decir cosas que seguramente no diríamos teniendo a la otra persona de frente. También es cierto que las conversaciones por este medio pueden ser malinterpretadas, sin darnos cuenta le ponemos tono a lo que la otra persona dice. Nos sentimos juzgados o nos apresuramos a criticar y a responder con rabia.

El silencio es oro

¡Qué frase tan cierta! No le damos el lugar que se merece. No somos conscientes de que nuestras palabras pueden enamorar pero también destruir. Antes de lanzarnos a decir lo primero que se nos cruce por la cabeza, pensemos en el efecto que pueden tener en la otra persona.

La canción de este video me parece perfecta, porque de una manera muy divertida nos recuerda que hay momentos en que lo mejor que podemos hacer, es callar. Sin que esto signifique que nos vendemos los ojos y nos hagamos los sordos en situaciones injustas.

El silencio es amigo íntimo de la prudencia, una virtud que en nuestros días necesitamos desesperadamente. El mensaje más importante que nos transmite este video es que debemos pensar antes de hablar. Así que cállate, guarda silencio y tómate un minuto antes de darle rienda suelta a tu lengua.

silencio, ¿Por qué debería guardar silencio cuando por dentro solo quiero gritarle al otro «cállate»?