«Gosnell» narra el juicio que se le imputa a Kermit Gosnell. Un médico abortista estadounidense quien fue condenado a cadena perpetua en 2013 luego de que se le hallara culpable del asesinato de tres niños nacidos vivos durante los abortos que practicaba.

Gosnell era dueño de un centro abortista en Filadelfia que reportó solo una supervisión en 1993. Tras una redada liderada por el FBI y la DEA en 2010, se encontraron todas las pruebas para señalarlo como culpable. Se almacenaban fetos y distintas partes del cuerpo de los bebés que habían sido asesinados en condiciones higiénicas deplorables.



Cuando el caso salió a la luz, los medios de comunicación más importantes decidieron silenciar los hechos. Ahora la historia se repite con la película. Tras su estreno el pasado 12 de octubre, ha sufrido toda clase de ataques para evitar que el mundo conozca la verdad que se oculta en uno de los negocios que recauda más dinero en el mundo, el aborto.



Testimonios que merecen ser escuchados

El co-productor de la película Phelim McAleer afirmó en una entrevista para The Daily Signal LifeNews:

«Hemos sido prohibidos, bloqueados y atacados. Los principales medios de comunicación se negaron a verla. Facebook ha bloqueado nuestros anuncios y los cines han quitado nuestra película, a pesar de que fue un éxito. Quería decir la verdad y contar una historia que necesitaba ser contada. Hollywood no quería tocar esta película … Ya sabes, ellos se dan premios por su valentía, pero no son tan valientes».

Por otro lado, Nick Searcy, director de la película aseguró:

«Me sorprendió toda la información que no sabía sobre el aborto. Quería compartirla con la mayor cantidad de gente posible, porque pensé que sería beneficioso para cualquiera, sin importar su postura sobre el asunto. El miedo fue lo que le permitió a Gosnell salirse con la suya con el asesinato durante tanto tiempo, porque los políticos tenían miedo de ser tachados de «racistas» o «antimujer» por inspeccionar su clínica».

Planned Parenthood, se encuentra dentro de las principales organizaciones que lucha por evitar que la película sea vista y distribuida en otros lugares. Ha logrado hasta ahora, que más de 200 cines hayan cancelado la proyección de la película sin argumentos sólidos.

«Gosnell» supera por ahora los 3,2 millones de dólares recaudados y se encuentra entre la lista de las 20 películas más vistas. La falta de cobertura del caso por parte de los medios, es la muestra más eficiente de que el aborto es un tema al que muchos le huyen, en el que intereses más allá de la moral reinan y en el que el silencio se ha convertido en el peor complice de la historia.

Gosnell, de 72 años, es el responsable del asesinato no solo de estos tres niños nacidos vivos, sino de miles de bebés a los que les arrebató sin gota de humanidad, la oportunidad de vivir.

Anímate a compartir este post para que otras personas conozcan la historia de Gosnell y apoyen la causa del director y todo el equipo de producción que ahora lucha porque la verdad salga a la luz.