El video que compartimos hoy se titula «Gastar dinero en cosas raras», nuevamente «Casi Creativo» hace de las suyas para explicar de la mejor manera, temas que no son muy fáciles de tratar. En esta oportunidad podremos ver distintas situaciones con las que tal vez puedas sentirte identificado.

El video es un excelente recurso para reflexionar sobre la inconformidad, el vacío emocional que caracteriza nuestra época, la vanidad, la inseguridad y la constante búsqueda de atención.



El inconformismo reinando en nuestros días 

Nada nos basta. Después de ahorrar para viajar a ese país con el que tanto soñamos, decimos ok ¿ahora qué sigue? Cuando nos compramos el apartamento, el carro y la casa de verano, ok ¿ahora qué más puedo comprar? Y hay que aceptar que las ganas por perseguir los sueños no deben acabarse, que gastar dinero en cosas que nos gustan, efectivamente nos hace sentir bien.



Pero qué sucede cuando ya no sé en qué gastar, no porque el dinero me sobre, (porque paradójicamente no se trata de esto, para eso uso la tarjeta, pido prestado o me endeudo con otro banco), sino porque nada me llena, nada me hace sentir completo, siempre tengo esa sensación de que algo falta, de que tal vez con otro gasto innecesario y absurdo voy a estar un paso más cerca de alcanzar la felicidad.

El vacío disfrazado de materialismo

El afán por adquirir cosas no solo hace referencia a lo material, a la comida cara, al nuevo celular, al carro último modelo, sino a adquirir sensaciones, sentirnos dueños de otras personas, alardear del poder y el confort. Estar dispuestos a gastar dinero, tiempo y esfuerzo en cosas que no tienen sentido, que no nos aportan nada positivo pero que si nos consumen poco a poco.

La próxima vez que sientas el impulso de gastar dinero en cualquier cosa, piensa ¿para qué lo quiero?, ¿me servirá para ayudar a otros?, ¿podré compartirlo?, ¿me servirá dentro de unos años?, ¿lo compro solo para sentir que puedo hacer cualquier cosa?, ¿gastar dinero me brinda solo satisfacción momentánea?, ¿recurro a las compras cuando me siento solo, triste o aburrido?