”banner_academia”

Fratelli Tutti, la última encíclica que nos ofrece el papa Francisco, resume su pensamiento sobre la fraternidad humana y las fallas de la sociedad global para dar prioridad a los marginados. 

Si bien varios se han mostrado críticos, señalando que podría ser demasiado política, otros muchos la han elogiado e incluso la han llamado un manual de juego moral para un mundo posterior a la pandemia.  En definitiva, se presenta como una guía que busca que nos reconozcamos como hermanos y poder así sanar un mundo quebrantado.

Es difícil escribir en un post como los nuestros un análisis detallado de la misma. Es por esto que les dejo esta entrevista para Radio Católica Nacional (Ecuador) donde intento dar algunas claves para su correcta interpretación, partiendo del marco de los documentos pontificios y entrando en el primer capítulo. 


”banner_academia”

Visión desde las alturas

Como suele pasar en las encíclicas, el mensaje trata de llevarnos a una contemplación del mundo desde una visión de mucha altura, situándose en el cielo, para ver hacia abajo y apreciar sus condiciones y sus movimientos, su historia, etc. y alertar de los peligros e injusticias para poder reaccionar a tiempo.

En Fratelli Tutti, el Papa nos desafía a superar el individualismo en nuestra cultura y a servir a nuestro prójimo con amor. Con este documento está enviando un mensaje simple pero discordante a nuestro mundo: debemos ir más allá de la división continua y unirnos para construir un mundo digno de todos los hijos de Dios.

A quién va dirigido

Usualmente las encíclicas son cartas solemnes sobre asuntos de la Iglesia o determinados puntos de la doctrina católica dirigidas por el Papa a los obispos y fieles católicos de todo el mundo. Pero el Papa Francisco ya había dirigido su anterior encíclica (Laudato Sí) a los hombres de buena voluntad, y continúa en esta misma línea.

Fratelli Tutti es profundamente inclusiva y está dirigida a todas las mujeres y hombres que componen la gran familia de la humanidad, no solo a los cristianos. Se citan ilustres autores romanos como Cicerón o Virgilio, intelectuales judíos como Hilel el Sabio, o grandes líderes sociales como Gandhi, Martin Luther King o Desmond Tutu. No es poca cosa, recordemos que la Iglesia está al servicio de la humanidad.

Lenguaje para todos

Ya que los destinatarios son todos los hombres de buena voluntad, no usa expresiones que sólo los católicos o los cristianos entenderían, sino un vocabulario más amplio que pueda estar al alcance de todos. 

Algo así como explicar el crimen del aborto hablando desde la biología, que reconoce que el embrión es un ser humano desde la concepción, en lugar de hacer referencia al quinto mandamiento de la ley de Dios como fuente de argumentación. El Papa Francisco hace un esfuerzo para llegar a la humanidad en su conjunto.

Encíclica social

Me parece que tildar Fratelli Tutti de encíclica política es minusvalorar su contenido. Se trata de una encíclica social. Este escrito de gran profundidad, es muy probable, que con el paso del tiempo pueda convertirse en un legado espiritual para toda la humanidad en temas sociales.

El Papa insiste en que es posible un nuevo orden integrador de la humanidad, que no es una “mera utopía”, sino el fruto de una conversión personal que acabará alcanzando a todas las instituciones, comunidades y culturas. 

El camino es claro, una vez convertidos, los hombres advertiremos que el hecho de la fraternidad universal no es una mera abstracción, sino que tiene consecuencias concretas en el ámbito de la política, la economía y el derecho.

Tal vez, su aportación más notable sea la de otorgar importancia espiritual, jurídica y política al hecho mismo de la fraternidad universal. Esto exige un profundo cambio de perspectiva social.

«El diálogo persistente y corajudo no es noticia como los desencuentros y los conflictos, pero ayuda discretamente al mundo a vivir mejor, mucho más de lo que podamos darnos cuenta.» (Papa Francisco, Fratelli Tutti)
Fratelli Tutti, Fratelli Tutti, la encíclica del Papa Francisco para todos los hombres de buena voluntad y 3 claves para leerla