Hace unos meses, se estrenó en España una película ideal para ver en familia: «Tengamos la fiesta en paz». Tuve la oportunidad de verla en los cines y te digo: la volvería a ver mil veces. Es más, para serte sincera, fui a verla tres veces en el cine con diferentes amigos. Hasta trabajé con algunas de las canciones en mis clases de religión en el colegio. 

Esta película de la productora «Infinito más uno», escrita y dirigida por Juan Manuel Cotelo, nos cuenta una historia que muchas familias pueden enfrentar y lo hace de una manera divertida, amena y con momentos de muchas risas. 

Sobre la película

Para no hacerte mucho spoiler te cuento que la película nos narra la historia de una familia común y corriente: mamá, papá, tres hijos y la suegra. Viven una Navidad con las dificultades del desamor.

Mamá y papá pelean, discuten, se enfrentan y se recriminan diferentes situaciones. Los hijos, que sufren con las peleas, buscan la manera para que los padres, hablen y solucionen sus diferencias y reencuentren el amor que parece que se ha perdido. 

Me reí, canté y lloré a lo largo de la película, ya que está llena de momentos emocionantes y divertidos. Los personajes son maravillosos. Los buenos son realmente buenos y el malo, interpretado por el mismo Cotelo, es verdaderamente malo. Las canciones enganchan y muchos salimos del cine cantándolas. 

En este mes de noviembre la película será estrenada en Francia, Croacia, México, Panamá, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Perú, Paraguay, Puerto Rico, Colombia, Argentina. Y ya preparan su doblaje al inglés y alemán, para su próximo estreno en Estados Unidos, Alemania, Austria y Suiza.

Sinceramente, te recomiendo esta película para ver en familia. Y contar a tus amigos que la opción de ver cine con valores cristianos es posible, que vale la pena apoyar las iniciativas de nuestros hermanos católicos, que se esfuerzan por ofrecer una opción diferente y a la vez divertida y de muy alta calidad.