Hoy pongo un video muy sencillo en su forma, pero no por ello poco significativo en su contenido (cuidado que las apariencias engañan). Pues este video en su aparentemente dulce y tranquila melodía, esconde una poderosa arenga de motivación para todos aquellos que, desesperanzados, van por ahí creyendo que la fe esta condenada al silencio, a quedarse dentro de casa, relegada al ámbito privado. Escuchar nada más y nada menos que a Elvis Presley cantándole abiertamente a la Virgen y al rezo del rosario es para alentar a cualquiera. ¡Convenzámonos! es posible llevar nuestra fe y expresarla hasta en los ámbitos más difusivos y públicos, sin por ello tener que esconder lo más radical -que además es lo más hermoso- del mensaje; sin necesidad de diluirlo en frases ambiguas o neutrales; tal vez por miedo al que dirán, o por la falsa idea de que no será tan grandioso o exitoso el resultado. Elvis nos demuestra todo lo contrario, ¿por qué no lanzarnos con más valentía también nosotros?