”banner_academia”

«El buen samaritano» es el segundo video de NSE Producciones. Con este tipo de recursos, la Asociación Nuestra Señora del Encuentro con Dios busca acercar y explicar la palabra de Dios entre los más pequeños.

En esta ocasión las imágenes que nos presentan, vienen acompañadas del relato y explicación de esta parábola, hechas por el Padre Rodrigo Molina Rodríguez quien en medio del relato evangélico va interpelándonos con preguntas sencillas pero bastante profundas: 

¿Quién es mi prójimo?, ¿le has fallado a Dios y a los demás?, ¿has tomado a tu cuidado al que sufre, sin importar quién es?, ¿amas?, ¿sabías que el amor no tiene límites? 


”banner_academia”

Nos invita, también, a retarnos y retomar el camino reconociendo la necesidad del amor y cómo este amor no tiene límites, reconocer a Dios “al revés”, quien está en medio del pueblo que sufre, los dolientes, los pobres… mientras los hombres caminamos en búsqueda de placeres, riquezas y cosas bellas. 

El samaritano es quien reconoce que el prójimo es todo aquel que está a nuestro lado y merece ser amado, quien sabe que no puede detenerse a descansar si sabe que hay una sola persona que pasa necesidad. El amor es el que da sentido a la vida de cada día, porque el amor sincero es el que ambiciona la felicidad del prójimo y obtiene así mismo la propia, es el amor que lleva a que experimentemos a Dios y nos unamos a Él. 

¿Quién es mi prójimo? 

Parafraseando una sencilla frase filosófica de Martin Buber que dice, «Sin un , no hay un yo», podríamos responder esta pregunta: el prójimo sería ese «» que hace posible que exista un  «yo»

Pensemos un mundo en el que no haya un «», es decir un planeta Tierra en el que estemos completamente solos; pensar 5 continentes, miles de bosques, tierras, mares, montañas, etc. solamente para una persona da ciertamente temor, no es algo muy grato al pensamiento. Pues esto tendría que dar luces a una sencilla necesidad vital: el otro.

El mundo, nuestro mundo, está compuesto de un enramado de relaciones vitales, que nos llenan de fuerza para seguir adelante y construir nuestras vidas de una manera adecuada, pero ¿cómo están hoy esas relaciones en tu vida? 

Quisiera invitarte hoy a hacer un momento de oración y preguntarte ¿quién es mi prójimo?, ¿mi amor tiene límites?, ¿cuáles son esos límites?, ¿será que me amo a mi mismo? y las preguntas que puedan surgir en ese momento íntimo de oración. Luego, te invito a ver el video y, finalmente, entablar un diálogo con Dios. 

Ánimo, el camino apenas comienza, el amor rompe barreras y fronteras, y cada día se conocen nuevos territorios vitales.

Samaritano, «El buen samaritano» Un corto sobre esta parábola que no puede faltar en tu apostolado