Hace un tiempo atrás mi hermano menor me presentó a esta cantante: Priscila Ahn, es una artista norteamericana cuya historia y cultura han aportado a su composición con letras muy profundas pero sencillas. La canción que les presento ahora; Dream (Sueño) tiene ya varios años. Y sin embargo, vale la pena detenerse a escucharla una vez más. Es una canción que nos ayuda a reflexionar sobre el sentido de la vida, sus etapas, sus edades y el destino final. Una canción que pareciera que está dirigida a ella misma y a la vez dirigida a todos.


A continuación te presentamos unas reflexiones que esperamos puedan ayudarte en la aceptación de las etapas de la vida y a mirar hacia el lugar al que estás llamado. La letra en español la puedes leer aquí.

La infancia, la belleza de soñar con la grandeza de las cosas pequeñas

La auténtica infancia es capaz de tantas cosas. Si solo pudiéramos volver atrás y recordar con claridad nuestros juegos, aquellos que no salían dirigidos por nadie, sino los que nacían en la soledad de nuestras tardes cuando la imaginación tan fértil de esa edad nos hacía viajar a través del tiempo, de espacios y nos permitía crear historias fantásticas que no solo nos llenaban de asombro sino de anhelo, de esperanza, de un futuro bello. Historias tan simples como cuando niñas le servíamos te de hojas y bollos de barro a nuestros invitados imaginarios y soñábamos con el amor del hogar.

Parece que cuando crecemos, cuando la adultez llega y ya hemos vivido un largo trecho de la vida, una especie de amnesia nos toma por sorpresa.  Olvidamos esa sensación tan liviana y feliz o simplemente la amargura de la vida hace que miremos con desconfianza los sueños de los más pequeños y con reproche los nuestros. Olvidamos los sueños que teníamos de niños, los objetivos que nos trazamos en la juventud y los cambiamos por cosas, por logros concretos en lugar de experiencias de encuentro. Esa simple y ordinaria pero tan deseada meta de amar, simplemente amar y ser amado.

Esa voz silenciosa que te dice que estás destinado a algo más

Cuando hablamos del plan de Dios y en muchos casos tenemos la ingenuidad de creer que estamos plenamente seguros de lo que Dios nos pide o peor aún la osadía de creer que conocemos lo que Dios quiere para otra persona no estamos haciendo nada más que ser víctimas de nuestras propias ideas, de nuestra propia soberbia.

«La pregunté a Dios quién se suponía que debía ser, y Dios respondió en un silencio de ensueño» Dios tiene un plan para cada uno, pero el sentido y el seguir ese plan es algo personal que brota del encuentro que cada uno tiene con Él. Eso es lo primordial, esa llamada común que todos los seres humanos compartimos, estamos llamados a ir a Él. El lenguaje de Dios es el silencio, un amor profundo, gratuito e íntimo que está compuesto de cada uno de nosotros porque somos su creación, cada uno único, irrepetible. Dios nos habla en la profundidad del silencio.

La confianza de haber vivido una vida con sentido

Romano Guardini, habla del ser humano sabio como aquel que «sabe del final, y lo acept». La aceptación del final de la vida significa haber entendido que después de esta vida, viene más vida aún. Tener esa conciencia de que si bien esta vida es transitoria, mi existencia es eterna y además esa eternidad es llamada a ser vivida plenamente sin dolor y sin miedos. Pudiendo experimentar la felicidad sin fin, esa con la que soñaba de niño.

La frase final de esta canción me conmueve profundamente: «Estoy lista ahora, estoy lista ahora, para finalmente volar desde el columpio hacia lo alto». ¿Será que el día que esté apunto de partir, podré experimentar no necesariamente alegría, sino esta confianza de saberme lista para volar hacia lo más alto?

«La auténtica valentía significa saber que se está puesto en un lugar, no por el pequeño o gran jefe de cada caso, sino por el Señor de la vida, Dios; y por eso no cabe apartarse hasta que El mismo le llame a uno a retirarse» (Romano Guardini).

Nuestras emociones, nuestras acciones y la forma en que nos enfrentamos al mundo dependen de cómo somos, por eso te invito a participar en la conferencia online «Taller de conocimiento personal», en donde podrás descubrir cuáles son los valores que rigen tu vida para poder hacerte un poco más dueño de ti mismo y vivir en armonía.