”banner_academia”

En este tiempo estamos viviendo en Paraguay, Argentina y muchos países de Latinoamérica la perdida de seres queridos por causa del COVID. Es en este contexto que me compartieron canción «Desapego» del dúo Purahéi  Soul.

Es una obra de arte que combina la influencia de la música popular paraguaya, la mezcla del guaraní y el castellano en su letra. El resultado es una canción que toca el corazón y que trasmite con mucha fuerza los sentimientos de dolor, soledad y amor.

Este tema fue publicado hace algunas semanas. La letra habla sobre aprender a despedir a las personas que se van, y el videoclip se enfoca en las despedidas a los seres queridos que murieron.


”banner_academia”

Es importante que comente que en el videoclip aparece representado un altar con figuras de la fe católica y representaciones populares. De ninguna manera, esto no quiere decir que defendamos estas prácticas. Sabemos que el video refleja parte de nuestra cultura latinoamericana que combina la fe recibida de la evangelización con las creencias populares de nuestras regiones.

El «Desapego» Afrontando la separación

Me parece una canción que nos puede acompañar en estos momentos dolorosos y que puede ser de mucha ayuda para hablar sobre cómo afrontar este momento de la despedida desde el punto de vista cristiano. Ante el dolor la posible respuesta que nos puede salir es querer evitarlo, pero hay algo muy humano y sano en poder sentir esa tristeza.

Me emociona ver a Jesús que llora cuando ve a su amigo Lazaron muerto (Jn 11,35). Me habla de que ante la muerte no hay que pasar por encima de los sentimientos que nos vienen, aunque creamos en la resurrección, sino que haya que atravesar ese momento. Pero no aislados sino dejándonos acompañar  por Jesús y por las personas cercanas a nosotros.  A continuación te comparto algunos puntos para reflexionar desde la letra de la canción:

«Vos te fuiste y yo me quedé, apyta añe’ẽrei (me quedé hablando sola) con el viento»

En estos momentos podemos sentir soledad porque la persona que antes estaba físicamente ya no está más. Es un cambio en nuestra realidad, en nuestra rutina que no nos es tan fácil de acostumbrarnos. Es normal sentirnos solos. Pero también es importante recordar que nosotros creemos en la vida eterna.

Creemos que esta persona no está viva físicamente, pero sigue estando viva espiritualmente, en Dios. Y por eso, podemos abrirnos a una nueva forma de relacionarnos con ellos. Rezando por ellos, haciendo novenas, pidiendo misas, son formas en las que nosotros podemos acompañar su paso de este mundo a los brazos de Dios.

También podemos descubrir  que ellos nos acompañan. Si creemos que el Cielo es estar con Jesús, entonces creemos que donde esta Jesús están también las personas queridas que fallecieron.

«Que mucho que te quise ra’e (antes)»

Algo que me gusta de la canción es que la persona que se está despidiendo es una persona que amó, que quiso mucho. Creo que es algo fundamental acordarnos de todo el amor que compartimos con esa persona. Los recuerdos, los vínculos, las cosas que esa persona hizo por ti y las cosas que tú hiciste por ella.

Porque aunque ahora no podamos verla, ese amor que compartimos  es eterno y forma parte del tesoro en el cielo que vamos acumulando (Mt 6, 19-21). Más allá de los títulos y los premios, lo que nos queda cuando morimos es el amor.

Toda nuestra vida es una oportunidad para acumular esas obras de amor que es lo que permanece de nosotros y de las personas que queremos. Por eso es muy importante valorar los recuerdos y el amor que vivimos con esa persona.

«Aunque lejos che mandu’a nderehe (me acuerde de ti) to mimbi nde rekove (que brille tu vida) adesea ndéve la suerte (y te deseo suerte) ha tereho porãite (y que te vaya muy bien)»

Por último, la canción invita a poder despedir, a poder dejar ir. Es algo que nos cuesta mucho porque nos duele, pero es una nueva forma de vivir. Nos muestra que las personas no son de nuestra propiedad, sino que le pertenecen a Dios. El tiempo pasado con ella es un regalo que Dios nos dio.

Desde ahí podemos cambiar la perspectiva y no sentir que nos quitaron a la persona sino que nos la regalaron por un tiempo. Agradecer todo el tiempo vivido y el regalo de lo compartido en esta tierra nos aligera el corazón y nos va dando la alegría de sentir que esta persona ahora está en los brazos de Dios.

A continuación te dejo la letra en español con las traducciones del guaraní entre paréntesis. Espero que esta canción y la reflexión puedan ayudarte en este momento de despedida. Un fuerte abrazo en Cristo

Letra Desapego – Purahéi Soul

Que alto que se fue
Que mucho que te quise ra’e (antes)
Que lejos que se fue mi querer
Opareiete (se acabó) lo nuestro en primavera
Ha nde
Ikã ndéve la mundo y yo (y a ti no te importa nada y yo)
Llorando por las noches ha maẽ’rã (y para qué)
Si tuichaiterei (si es tan grande) como un planeta
Mi amor
Tuichaiterei como un planeta
Y me quedo che añoite (muy sola)
Vos te fuiste y yo me quedé
Apyta añe’ẽrei (me quedé hablando sola) con el viento
Y me quedo che añoite (muy sola)
Aunque lejos che mandu’a nderehe (me acuerde de ti)
To mimbi nde rekove (que brille tu vida)
Adesea ndéve la suerte (y te deseo suerte)
Ha tereho porãite (y que te vaya muy bien)

(Acá esta la versión solo en español)

Que alto que se fue
Que mucho que te quise antes
Que lejos que se fue mi querer
Se acabó lo nuestro en primavera
y a ti no te importa nada y yo
Llorando por las noches y para qué
Si es tan grande como un planeta
Mi amor
Si es tan grande como un planeta
Y me quedo muy sola
Vos te fuiste y yo me quedé
Me quedé hablando sola con el viento
Y me quedo muy sola
Aunque lejos me acuerde de ti
Que brille tu vida
Y te deseo suerte
Y que te vaya muy bien

 

Desapego, «Desapego» Una canción para dejar ir a un ser querido