”banner_academia”

El papa Francisco publicó una carta apostólica titulada «Candor lucis aeternae», es decir «El resplandor de la luz eterna». ¡Te recomiendo leerla completa!

Justo en el día en que celebramos la Anunciación del Ángel a María, conmemoramos el centenario número VII de la muerte del gran poeta Dante Aligheri. 

En esta carta, el papa afirma que Dante es un profeta de esperanza, un testigo de la sed infinita que contiene el corazón de los hombres.


”banner_academia”

Uno se preguntaría por qué razón un papa escribe una carta en un día tan especial, y la relaciona con un autor clásico…

Y es que el poeta, para su magna obra, «La divina comedia», tuvo como fuente de inspiración la «Luz del Verbo Encarnado», proyecto de amor divino. 

Lo vemos en frases como esta: «En tu vientre se encendió el amor, por cuyo calor, en la eterna paz esta flor germinó», que le dice san Bernardo al poeta en el último cántico de la obra.

O en la figura de esculturas de piedra, como la que se ve en el purgatorio, donde se representa la escena de la Anunciación en un barranco de piedra. 

Dante supo expresar la inspiración que le vino dada por la divinidad

Con total belleza y profundidad ahondó en el misterio de Dios y en su amor. Lo plasmó en la sublimidad de la escritura, tal como podemos leerlo en su poema: «Poema sagrado, en el cual han puesto mano el cielo y la tierra».

Veamos entonces por qué Dante es importante dentro del cristianismo y por qué es llamado profeta de esperanza y de la fe cristiana. 

1. Dante es hijo de la Iglesia

Dante, ¿Por qué Dante es profeta de la esperanza y de la fe cristiana?

En el año 1921, el papa Benedicto XV conmemoró la memoria de Dante por medio de una carta conocida como «In praeclara summorun».

Allí se refería al poeta como «el Dante de la Iglesia» («su Dante»), haciendo alusión a que Dante es nuestro, de la Iglesia, de todos los cristianos, pues su inspiración se ve siempre permeada por la enseñanza, doctrina y fe católica. 

Entre el poeta y la sede de Pedro hubo una unión que no se vio nunca afectada. En su ingenio agudo y prodigioso, obtuvo el poderoso impulso de la asistencia del Espíritu y la fe cristiana.

Por lo que el principal elogio que recibe este autor, es el de ser un poeta cristiano que con su escritura tuvo acentos casi divinos que contemplan el esplendor de Dios. 

La fe Dantesca se ve plasmada en el propósito de su poema, que es sacar a los mortales del estado de miseria, de pecado y llevarlos a la bienaventuranza de la gracia de Dios. 

Y es por esto que la Iglesia conmemora su memoria y la cultiva. En palabras de Pablo VI «porque por un derecho particular, Dante es nuestro. Nuestro, es decir de la fe católica, porque todo inspira amor a Cristo.

Nuestro porque amó a la Iglesia, de la que cantó sus glorias. Y nuestro porque reconoció y veneró en el Romano Pontífice al Vicario de Cristo».

Aun cuando Dante levantó su voz impetuosa contra más de un pontífice, y no se silenció para reprender con acritud a instituciones y personas que, siendo representantes de la Iglesia, se alejaron de la fe y doctrina cristiana, su fe nunca se vio sacudida ni debilitada. 

2. Su obra promulga la paz

Dante Alighieri: ¿por qué es considerado poeta católico?

«La Divina Comedia», tiene como objetivo fundamental, no solo la bellísima exposición del ingenio literario del poeta, sino también la tarea de cambiar al hombre, de transformarle.

Sacándolo del desorden y encaminando su vida a la sabiduría de la santidad. Además de anunciar con vehemencia la paz, aquella paz que se ha perdido en el infierno, es anhelada en el purgatorio, y es obtenida triunfalmente en el cielo

Dante predica la exaltación de los valores humanos. Haciendo un reconocimiento a su papel fundamental para la obtención de la paz verdadera, todos estos valores se ven enaltecidos en su camino hacia lo divino, donde la contemplación desplaza las distracciones terrenales. 

En el poeta, la belleza se convierte en la sierva de todo lo bondadoso, de la verdad, de la sublimidad, en pocas palabras, servidora de lo divino. 

3. En él, la luz y el amor son una sola cosa

Dante Alighieri: ¿por qué es considerado poeta católico?

Benedicto XVI, en su encíclica «Deus caritas est», se refiere a Dante como quien ha logrado vislumbrar algo totalmente nuevo.

Capaz de presentar la luz en tres círculos que se ven plasmados en su obra: «luz eterna, que en ti solamente resides, que sola te comprende, y que siendo por ti, a la vez inteligente y entendida, te amas y complaces».

Es la manera más conmovedora de presentar la revelación de Dios trino en su círculo de conocimiento y amor. Que a su vez, se presenta en un rostro humano, el de Jesucristo, círculo central de la luz divina. 

Además, en «Lumen Fidei», el papa Francisco ha expresado con Dante la luz de la fe como una «chispa que se convierte en llama cada vez más ardiente y que centellea en mí, cual estrella en el cielo».

Por eso, «La Divina Comedia» ha de ser leída como una auténtica peregrinación personal e interior, además de comunitaria y eclesial.

Dante, aun viviendo sucesos sumamente dramáticos, como el exilio y la persecución, nunca se permitió resignarse.

No sucumbió, no se dejó arrebatar el anhelo de la plenitud de la felicidad, por eso, él es profeta de la esperanza y de la fe. 

Finalmente, que con Dante caminemos hacia el fin último de la humanidad: «El amor que mueve el sol y las demás estrellas».

Dante Alighieri: ¿por qué es considerado poeta católico?