Joe Eszterhas se hizo famoso y millonario por escribir los guiones de películas taquilleras como Basic Instinct, Showgirls y Jagged Edge, todas ellas conocidas por su explícito contenido sexual. En el año 2001 después de haberlo conseguido «todo», incluído el título de «Rey del sexo y la violencia», entendió que su vida había «tocado fondo» y que necesitaba encontrarse personalmente con Dios. Tiempo después volvió a la Iglesia Católica. «Mi vida cambió desde que Dios entró a mi corazón. No me interesa la oscuridad. Tengo cuatro hijos hermosos, una esposa a la que adoro, adoro estar vivo y gozo de cada momento de mi vida. Mi visión se ha iluminado y no quiero regresar a ese lugar oscuro».