Nunca debemos creernos indispensables, Dios tiene sus caminos y sus maneras… Él puede permitir que todo marche al revés aun en manos de la hermana más bien dotada. Dios no mira más que su amor. Bien ustedes pueden trabajar hasta el agotamiento, incluso matarse trabajando, pero si su trabajo no está tejido por el amor, resulta inútil. ¡Dios no tiene ninguna necesidad de sus obras! — Pensamientos de la Madre Teresa de Calcuta. Pag, 5

Madre Teresa de Calcuta